Cuatro minutos antes de la hora prevista arrancaba la inauguración de la estación de autobuses de Vitoria tras 21 años de provisionalidad en Los Herrán. Lo hizo con el aurresku de honor ante los dirigentes institucionales, Javier Maroto, Javier de Andrés, Iñigo Urkullu y Juan Antonio Zárate.

Las obras públicas van unidas a la vida de los políticos. El momento de inaugurar les vuelve locos. Y más si solo quedan un par de meses para las elecciones.

En el pasado, el dictador Francisco Franco abusaba de este tipo de eventos. En los anales ha quedado aquella frase martilleante: ¡Queda inaugurado este pantano!. Hoy lo mismo, pero en democracia y sin pantanos, pero con estación de autobuses.

Los políticos llenaban el vestíbulo. Despliegue del Gobierno Vasco con cinco consejeros y un presidente. Concejales de todos los partidos, y candidatos electorales. Que junto a los invitados y numerosos medios de comunicación sumaban unas 150 personas.

A pesar de los líos protocolarios de los dos últimos días, la cosa ha ido bien. Han aparcado sus discrepancias para celebrar el evento.

El alcalde de la ciudad comenzó la ronda de discursos y lo hizo con numerosos agradecimientos. A técnicos municipales, usuarios, empresas… y se acordó de los concejales de EH Bildu que le ayudaron a sacar adelante el proyecto. También aplaudió al Gobierno Vasco por su inversión.

El diputado general de Álava comenzó con una broma, diciendo que por el tamaño podía ser la estación de autobuses de Bilbao. Habló de cifras de utilización y cedió la palabra a Urkullu.

El lehendakari también agradeció a todas las entidades que han participado en la estación y sacó pecho porque su Gobierno está mejorando las infraestructuras de la ciudad con su financiación. Del 85 por ciento en el caso de este proyecto.

A las 11,24 horas acabaron los discursos y comenzó la visita. Mientras, varios sindicatos aprovechaban la acumulación de políticos para protestar en el exterior.



1 Comentario

  1. ¿Y los sindicatos por qué protestaban? ¿No les habían invitado al cattering? Seguro que hay bares por alrededor donde pasar la mañana.

Dejar respuesta