Elkarrekin de Álava ha presentado sus 12 compromisos. Destaca   «servicio de canguraje municipal» para mejorar la conciliación.

Además quiere impulsar el uso de los autobuses forales de Alavabus y para ello propone establecer precios más asequibles, programar más frecuencias y crear un bono mensual de 25 euros, que se quedaría en 15 euros para estudiantes y sería gratuito para menores de 16 años.

Esta propuesta forma parte de los 12 compromisos -6 para el conjunto del territorio y 6 para Vitoria- que la coalición ha presentado este martes con el objetivo de lograr unos «municipios más habitables, justos y democráticos».

Los candidatos a la Alcaldía de la capital alavesa, Garbiñe Ruiz, y el candidato a diputado general, David Rodríguez, han sido los encargados de detallar estas medidas, que buscan «mejorar la calidad de vida de las personas, el fomento del desarrollo sostenible y el impulso de la economía local».

Entre las propuestas para el conjunto de Álava, además de la mejora del transporte, están una reforma fiscal en la que «contribuyan más quienes más tienen», incentive el alquiler y «penalice la especulación inmobiliaria»; así como un modelo de cuidados «100 % público», impulsar las renovables desde el respeto al medio ambiente y fortalecer los servicios básicos en la zona rural.

Para Vitoria defienden mejorar el transporte público a los centros de trabajo y en especial a polígonos como Jundiz, fomentar la vivienda asequible para favorecer la emancipación juvenil y mejorar el servicio de basuras para «poner fin a las quejas por la suciedad en los barrios».

La coalición también propone facilitar la conciliación con un «servicio de canguraje municipal», remunicipalizar el servicio de atención a domicilio para mayores y «recuperar» la atención sanitaria de calidad.



2 Comentarios

  1. Estos políticos candidatos a seguir controlando nuestra alcaldía, se supone que irán tomando nota de todas las promesas que en sus campañas cantinfleras nos están haciendo, porque se están hinchando. Estos profesionales de la política, que aspiran a seguir viviendo otros cuatro años más a cuenta nuestra, no deben llevar nota de lo que, hablando por hablar y sin meditar, tan irracionalmente pregonan. Sus promesas son humo y solo humo y con un morro que se lo pisan se nos presentan públicamente largando unos discursos que sólo un tonto de capirote se los puede creer, sobre todo cuando en los últimos cuatro años hemos visto a alguno de ellos tranquilamente sentado en su poltrona, siempre sumiso a la orden de su partido y esperando a fin de mes para cobrar. El 28 M próximo a ver si nos acordamos. Y pregunto: ¿El término “canguraje” existe en el diccionario castellano o es una ocurrencia de la de turno?

  2. » canguraje» Término inventado por aquellos que hablan mal el castellano, además de plantear la eliminación del mismo.

Dejar respuesta