El nuevo entrenador del Deportivo Alavés, Pablo Machín, ha dicho en su presentación que “gran parte del éxito de la temporada se fragua en este mes de fichajes”.

El soriano, que firmó un contrato por una temporada y dirigirá al club vitoriano en el curso en el que cumple cien años. Pablo Machín se convirtió, con su fichaje, en el octavo entrenador del equipo albiazul en la última etapa en Primera División donde afrontará su quinta temporada consecutiva.

El nuevo técnico explicó que “aunque tenga un año o tres, la actitud siempre es la misma” y dijo que siempre piensa que va a estar “mucho tiempo” donde está entrenando. Deseó que eso se cumpla en el Alavés porque “eso significaría que los éxitos están llegando y se están haciendo las cosas bien”.

“Espero que todas las expectativas y ganas que hemos puesto ambas partes para estar aquí se vean reflejadas con una histórica temporada. Vamos a pelear porque todos los aficionados estén orgullosos e identificados con el equipo”, aseguró ante los medios de comunicación.

El nuevo preparador albiazul también se refirió a su desvinculación del Qingdao Huanghai de China. “Yo tenía un precontrato firmado que se hacía efectivo en el momento en el que llegase a China, y nunca llegué a viajar. Muchas circunstancias y el día a día me hacían ver que no era el mejor momento para ir a esa aventura y luego surgió el tema del Alavés cuando ya había decidido no ir”, argumentó.

Sistema

Sobre su método y estilo de juego, Machín afirmó que no está cerrado a un sistema concreto, dijo que es “inteligente para sacar el mejor rendimiento a los futbolistas que tenga en cada momento”, pero expresó que aún no ha tenido mucho tiempo para analizar las carencias de la plantilla a la que aún tiene que conocer a fondo.

“Tenemos muchos jugadores con contrato y creo que en calidad hay una buena base, lo han demostrado, porque ya tiene experiencia en la categoría con buenas temporadas años atrás, pero lo más reciente es que se ha sufrido mucho más de lo que nos gustaría por la permanencia”, comentó el castellanoleonés.

Pablo Machín tiene muy claro qué Deportivo Alavés quiere. “Tenemos que volver a ser un equipo competitivo para poder ganar en cualquier campo y a cualquier rival”, subrayó. Su idea es “ser un equipo protagonista, honrado, ambicioso, ordenado y equilibrado”.

“El que da todo no se le puede exigir más y es una de nuestras máximas”, agregó el técnico.

En relación a los objetivos Pablo Machín se mostró ambicioso, pero realista. “Hay que ser sensatos y la experiencia nos dice que el objetivo es la permanencia y más teniendo en cuenta de dónde venimos”, añadió el entrenador, que advirtió de que “la ambición no está reñida con el realismo”.

Machín no se olvidó de la afición y dijo que el Alavés siempre le ha atraído “por su afición” porque ha demostrado que “es fiel al equipo y entiende los valores”.

“Aquí se valora el cómo se llega a conseguir el resultado, están siempre con el equipo. No perdonan la desidia y la dejadez, pero aplauden cuando el equipo lo deja todo en el campo. Siempre he sentido que apoyan en todo momento y más en los difíciles para que los futbolistas puedan dar ese punto extra”, manifestó el técnico.

“Ojalá puedan estar en el campo lo antes posible para poder disfrutar de la mano”, concluyó.

Por su parte, el director deportivo, Sergio Fernández destacó que con el fichaje de Pablo Machín cumple “un anhelado objetivo para seguir consolidando el equipo en primera y quemando etapas”.

También explicó cómo fue el proceso de negociación. “Ha sido bastante complejo el que pudiese estar aquí, pero por fin lo hemos logrado. Tiene todo nuestro apoyo, respeto y esfuerzo para que salgan las cosas como todos deseamos la próxima temporada”, apuntó el director deportivo. EFE


Compartir

1 Comentario

Dejar respuesta