irabazi oscar fernández alemania

El acuerdo alcanzado entre el Gobierno municipal PNV-PSE y Elkarrekin permitirá que Vitoria, la única capital vasca en la que nacionalistas y socialistas no suman mayoría, cuente con presupuestos en 2022 tras reeditarse el pacto logrado los dos últimos años.

Tanto para las cuentas de 2020 como para las de 2021 los tres concejales de la coalición morada, formada por Podemos, Ezker Anitza y Equo, se abstuvieron, lo que hizo posible que el equipo de gobierno, que suma 13 de los 27 concejales, salvase sus presupuestos.

De cara a las cuentas de 2022 los tres ediles de Elkarrekin volverán a abstenerse para facilitar por tercer año consecutivo estas cuentas, algo que los representantes de la coalición morada y el alcalde de la capital alavesa, Gorka Urtaran, han valorado en sendas ruedas de prensa.

El acuerdo supone la inclusión de 30 enmiendas por valor de más de 3,5 millones de euros así como compromisos políticos y económicos en materia de alquiler de vivienda y rehabilitación, entre otros, con el objetivo de promover la recuperación de Vitoria «en clave social, feminista y verde», según ha destacado Elkarrekin.

Urtaran ha puesto en valor por su parte la capacidad de diálogo y acuerdo mostrada por Elkarrekin Vitoria, en lo que ha calificado de «paradigma de oposición constructiva». Ha reconocido que les separan muchas cosas pero que ha prevalecido el compromiso de las partes implicadas por Vitoria y sus ciudadanos.

Ha remarcado que el acuerdo genera «certidumbre y estabilidad política», algo «muy importante» para afrontar la recuperación social y económica de la ciudad tras la pandemia y que ahonda en la hoja de ruta marcada por el gobierno municipal para hacer de Vitoria una ciudad con mejores servicios públicos, competitiva económicamente y referente en materia medioambiental.

Preguntado por el hecho de EH Bildu apoye los presupuestos de 2022 del Gobierno Vasco de coalición PNV-PSE y no haga lo propio en el consistorio, Urtaran ha diferenciado ambos planos pero ha destacado que en esta ocasión ha visto en la coalición soberanista un cambio de actitud en la negociación, que finalmente no ha sido suficiente para plasmar un acuerdo.

Algo que ha dicho no ha sucedido con el PP, al que ha reclamado que abandone esa posición de «soledad política».

También ha valorado de forma muy positiva el acuerdo la primera teniente de alcalde, la socialista Maider Etxebarria, y ha subrayado la responsabilidad de Elkarrekin Vitoria para lograr que la política esté a la altura de lo que la ciudad necesita.

Por parte de Elkarrekin Vitoria, su portavoz, Oscar Fernández, ha asegurado que el acuerdo supone consolidar las líneas de trabajo puestas en marcha hace tres años, que «han llegado para quedarse», y ha desvinculado este pacto de lo sucedido en los presupuestos del Gobierno Vasco. «Son negociaciones diferentes», ha remarcado.

Sobre el contenido, la coalición morada ha puesto el foco, por una parte, en la partida para poner en marcha el servicio administrativo para cumplir con el Decreto de Vivienda del Gobierno Vasco lo que, según ha dicho, supone activar el censo de viviendas vacías.

También que se ha acordado incrementar en 1,5 millones de euros la partida para el programa de ayudas a la rehabilitación de viviendas y que se va a instalar en la antigua gasolinera de Goya una oficina de turismo verde, un aula de ecología, un servicio de alquiler de bicicletas y una electrolinera.

Además se han incluido enmiendas para reforzar áreas de salud mental, atención a personas mayores, transición energética e igualdad, entre otras.

El pasado viernes finalizó el plazo para presentar enmiendas a la totalidad a las cuentas y ni el PP ni EH Bildu las han registrado.

Desde la coalición soberanista las fuentes consultadas han criticado que han conocido el acuerdo con Elkarrekin cuando estaban a la espera de la respuesta del gobierno municipal a una propuesta que ellos enviaron durante la negociación presupuestaria. «Con este acuerdo el que pierde es la ciudadanía», han asegurado.

El PP ha opinado también que las cuentas de 2022 no servirán para «recuperar la economía real de los vitorianos» y que el presupuesto se ha cerrado en los despachos sin escuchar a las personas.

El proyecto de presupuestos municipales para el próximo año presentado por el equipo de gobierno asciende a 457,8 millones, un 5,5 % más que este año y la previsión es que sea aprobado en un pleno el próximo día 23. EFE



3 Comentarios

  1. Podemos se ha convertido en la muletilla de Urtaran. Sin un proyecto propio más lejos que el de tener un buen sueldo a final de mes a cambio de decirle las gracias.

  2. Con tal de aprobar presupuestos como si es con el diablo , lo vemos en psoe- Bildu y pnv (recoge nueces )- potemos.
    La gente tiene que empezar a despertar …..

  3. En la antigua gasolinera de Goya no va ni centro Shommer ni centro Mercedes va una oficina de turismo verde. Otro chiringuito para dar de comer a unos cuantos , cuantas oficinas pajaritas con unos cuantos colocados de por vida tenemos? Incontables? Pues otra más.

Dejar respuesta