Podemos Vitoria-Gasteiz

(EFE).- La Comisión de Coordinación de Podemos en Euskadi ha suspendido cautelarmente de todos sus cargos y militancia a los cuatro «díscolos» del grupo juntero en las Juntas Generales de Álava que no respetaron la decisión de abstenerse en la votación de los presupuestos forales de 2017 acordada por el partido.

Koldo Martín, Daniel Trujillano, Juanjo Celorio y Javier Bizarro han recibido esta mañana la notificación de su suspensión cautelar, según ha informado el grupo juntero de Podemos en una nota de prensa.

La decisión hecha pública hoy fue adoptada el pasado fin de semana tras la reunión de la Comisión de Coordinación del partido en Euskadi y supone además que los cuatro «díscolos» quedan suspendidos como inscritos en el partido y no podrán ejercer ningún tipo de representación o portavocía orgánica hasta que se conozca la resolución de la Comisión de Garantías del partido.

A Martín y a Bizarro ya se les retiró la liberación como junteros el pasado mes de enero, y en el caso de Martín, la suspensión viene dada además por un cobro indebido de dietas de 4.000 euros no justificados y por realizar gastos fuera de actividad parlamentaria sin estar aprobados por el órgano competente, según precisa la nota nota de prensa

Bizarro, miembro de la Mesa de Juntas Generales, ha hecho asimismo dejación de sus funciones, según establece en su expediente la Comisión de Coordinación de Euskadi, al no informar de los asuntos tratados en la misma al resto del grupo juntero.

«Queda probado que desde que se le retiró el sueldo como liberado, su actuación como procurador no ha sido acorde con los intereses del partido al que ha representado hasta la fecha», ha informado el grupo juntero, que asegura que la «división» en el seno de esta agrupación en las Juntas alavesas «nunca ha tenido que ver con corrientes políticas, sino con formas de entender el trabajo» dentro de esta institución.

Podemos llegó a la esfera pública «con el claro objetivo de trabajar para mejorar las condiciones de vida de la ciudadanía, y por ello, espera que el trabajo» en las Juntas alavesas «pueda seguir desarrollándose con normalidad a partir de este momento».

En palabras de la portavoz del grupo, Arantxa Abecia, la formación morada ha venido «a trabajar por y para la gente de este territorio».

La fractura del grupo de Podemos en parlamento alavés se puso de manifiesto el pasado 23 de diciembre cuando cinco (una está de baja laboral) de los ocho procuradores rechazaron abstenerse en la votación de los presupuestos forales de 2017 como defendían sus otros tres compañeros respaldados por la dirección de la formación morada en Euskadi.



1 Comentario

  1. Era previsible que se colaran en Podemos personas que confunden su cronificada actitud pseudo-izquierdista con la ética democrática. Al final lo único que les importa a estas alturas es «pillar cacho» y a ser posible en euros: Véase la senadora…

Dejar respuesta