helicóptero medicalizado etraintza
foto osakidetza

El sindicato ESK ha pedido que se impute a las tres opositoras de la categoría de Anestesia que han declarado como testigos ante el juzgado que investiga las presuntas irregularidades de la OPE de Osakidetza 2016-2017 al considerar que se «beneficiaron» de las filtraciones de exámenes y que «colaboraron» en el mantenimiento de un «sistema clientelar».

En una nota de prensa, ESK que está personado en la causa como acusación particular, ha valorado de forma positiva el inicio de las declaraciones ayer de los testigos propuestos por LAB, entre ellos tres opositoras de la categoría de Anestesia en esa OPE, una de las que están suspendidas de manera cautelar.

Tras sus testificales, ESK se ha reafirmado este miércoles en su concepción de que se vieron beneficiadas por dichas filtraciones, a pesar, de que según esta central, «negaron explícitamente haber recibido el examen o parte de éste».

«Hay que tener en cuenta que obtienen notas muy destacadas en los exámenes» y que «existió además una conexión entre su centro de trabajo y la autoría de dichos exámenes», añade ESK.

La central estima por tanto que deben ser investigadas en este proceso. «Entendemos que se han beneficiado de este sistema clientelar y que han colaborado con su actuación en el mantenimiento de este». EFE


Compartir

Dejar respuesta