Agentes de Policía Local detuvieron esta semana a dos varones en sendos episodios de violencia de género por agresión a sus respectivas parejas.

Sobre las 20:30 horas del martes una patrulla fue requerida para que se dirigiera a un local de la calle Santo Domingo ya que una pareja se encontraba discutiendo. A su llegada una mujer les señaló a un joven de 24 años quien al percatarse de su presencia comenzó a correr intentado esquivarlos, pero sin éxito ya que fue interceptado.

Tras escuchar las manifestaciones de la víctima y de un testigo los agentes procedieron a la detención del varón. Una vez completadas las diligencias al Juzgado de Guardia, pasó a disposición judicial.

Sobre las 04:00 horas del miércoles, 1 de enero, una patrulla fue requerida en la calle Bueno Monreal donde una mujer se encontraba en plena vía pública pidiendo auxilio ya que acababa de ser agredida por su pareja, un varón de 41 años.

Los agentes procedieron a su detención que ayer por la mañana pasó a disposición judicial.

 

Detenido por quebrantamiento de orden de protección

En la madrugada del día 1, sobre las 6:00 horas, una mujer solicitó presencia policial en un local hostelero de la calle Domingo Beltrán ya que un hombre de 28 años del que tenía una orden de alejamiento se encontraba en el exterior del mismo. Tras identificarlo y comprobar que la orden estaba en vigor los agentes procedieron a su detención.

Por otra parte, más tarde sobre las 9:00 horas, la Policía Local detuvo a un hombre de 25 años como presunto autor de sendos delitos de resistencia y atentado a agentes de la autoridad después de que hubiera estado causando molestias en un establecimiento hostelero de la calle Fernández de Leceta. Tras completar las correspondientes diligencias al Juzgado de Guardia fue puesto en libertad.

Además, agentes de Policía Local detuvieron el martes por la tarde a un hombre de 37 años sobre el que pesaba una requisitoria judicial. El detenido se vio implicado en un accidente de tráfico mientras circulaba en su bicicleta. Al chequear su documentación se comprobó que tenía una orden de búsqueda, detención y presentación de un Juzgado de Mallorca en vigor por lo que se procedió a ejecutarla.

 


Compartir

Dejar respuesta