Un hombre de 41 años ha sido detenido en Alegría-Dulantzi después de que su vehículo fuera parado en un control policial y de que los agentes de la Ertzaintza descubrieran que en el coche llevaba 250 gramos de speed.

Los hechos ocurrieron sobre la una y cuarto de la tarde del martes cuando una patrulla en funciones de protección ciudadana interceptó un vehículo e identificó a su único ocupante, que desde el primer momento se mostró nervioso y ofreció diversas versiones sobre su presencia en la vía pública.

Los ertzainas vieron que en el asiento del copiloto había varias bolsas transparentes de pequeño tamaño y un teléfono móvil, que sonaba de manera insistente, y que bajo el mismo asiento y dentro de un compartimento que estaba entreabierto, había un envoltorio de plástico con una sustancia de color blanco, así como una báscula de precisión.

Además, junto a la palanca de cambios había un paquete de tabaco en cuyo interior se encontraron otros tres envoltorios más pequeños con una sustancia similar que, según reconoció el implicado, se trataba de speed. El peso total de la droga localizada en el vehículo rondaba los 250 gramos.

Por este motivo el hombre fue detenido por un delito contra la salud pública, al tiempo que se le abrió un acta por incumplir las medidas de confinamiento decretadas por el estado de alarma.

Posteriormente, con la participación de la Unidad Canina de la Ertzaintza, se registró su domicilio y de localizaron otras cantidades menores de diversas sustancias estupefacientes y pastillas, presumiblemente éxtasis y cristal, además de 460 euros, ha informado el Departamento de Seguridad. EFE


Compartir

Dejar respuesta