cita web medico euskadi

Uno de los denunciantes de las presuntas irregularidades detectadas en la OPE de Osakidetza que es médico anestesista del Hospital del Alto Deba ha dejado su puesto de trabajo «por presiones de la dirección», según ha denunciado el sindicato ESK, acusaciones que niega el Departamento de Salud.

Esta central ha informado de que además del anestesista Roberto Sánchez, que fue uno de los que denunció la presuntas filtraciones de exámenes en dicha OPE, otra especialista de este centro sanitario, concretamente una facultativa de medicina preventiva, ha renunciado asimismo a su contrato interino de larga duración «tras años de presión y acoso».

En un comunicado, ESK denuncia «la extorsión sistemática» que sufren los profesionales sanitarios de la comarca guipuzcoana de Debagoiena, lo que «ha provocado la salida de profesionales cualificados» del hospital del Alto Deba en Arrasate.

«Debagoiena no puede permitirse prescindir de profesionales preparados y comprometidos con el valle por no someterse a los dictados de una dirección que presiona y acosa a quien ejerce su profesión con criterio y vocación de servicio», denuncia ESK, que exige el «cese inmediato» del director médico del centro y convoca una concentración de protesta este lunes ante el hospital.

El Departamento de Salud ha respondido a estas acusaciones y ha asegurado que «es absolutamente falso que se esté discriminando o extorsionando a ningún profesional de la OSI Debagoiena» y que Osakidetza «trata a todos sus trabajadores por igual».

«Las condiciones laborales de las más de 38.000 personas que forman parte de la actual plantilla de Osakidetza están sujetas a las mismas normas y derechos. También obligaciones», explica el Departamento que expresa su respaldo al equipo directivo de la OSI Debagoiena. EFE



2 Comentarios

Dejar respuesta