Nuevos viaductos para la Supersur en Bizkaia ¡Ni mu del precio!
bizkaia.eus

El proyecto de la Variante Sur y Metropolitana de Bizkaia prevé salvar el valle de Bolintxu, de especial valor medioambiental, mediante dos viaductos, uno en cada sentido de circulación, que se construirán en vertical y luego se abatirán, en una solución de ingeniería que reduce el impacto en el entorno.

Eso sí, ni mu del precio de la obra en la nota de prensa oficial. Y no tiene pinta de que vaya a ser barata.

Así lo han explicado en rueda de prensa el diputado foral de Infraestructuras y Desarrollo Territorial, Imanol Pradales, y Pedro Gil, uno de los jefes de la obra, de especial complejidad ya que ese arco se realizará sin usar apoyos ni maquinaria en esa vaguada para tratar de evitar la afectación en el arrollo y la presa, especialmente significativos.

Gil ha detallado las actuaciones técnicas que serán necesarias para construir esos viaductos, uno de 162 metros de longitud en sentido Bilbao y otro de 142 metros en sentido Vitoria, que será el primero en realizarse. Ambos arcos cruzarán ese valle en paralelo y sin apoyos intermedios.

La principal innovación de la obra es que los dos semiarcos se construirán en vertical y después se abatirán a su posición final y constituirán así el arco definitivo. La maniobra de abatimiento durará unos quince días y prevista para la próxima primavera, que requerirá de unas condiciones climatológicas favorables y sin viento.

Esos días, se sujetarán esos arcos de acero y hormigón de unas 1.000 toneladas por eje con unos cables. Además, harán falta unas rótulas y otros elementos, que actuarán mientras decenas de sensores monitorizarán tanto los componentes principales del puente y el conjunto de cables que lo soportan.

Esta solución de ingeniería, buscando fórmulas innovadoras tecnológicamente más avanzadas, ha supuesto más de un año de trabajo de diseño y se justifica en el compromiso de la institución foral con el respeto del medio ambiente, ha destacado el diputado.

Padrales ha indicado que se mantiene la previsión de que esta segunda fase de la Supersur, que conectará la A8 con la AP-68, esté operativa en la primavera de 2023. 


Compartir

Dejar respuesta