Se acabó la mascarilla en Mercedes Vitoria

(EFE).- La sección sindical de LAB en la planta Mercedes Benz de Vitoria ha condenado el asesinato de Ana B.J., de 44 años, presuntamente a manos de su marido, trabajador de esta firma automovilística, y ha señalado que no quieren «asesinos de mujeres en esta empresa».

LAB ha difundido un comunicado después de que el marido de la fallecida haya confesado que mató a Ana B.J., cuyo cadáver apareció el martes en Miranda de Ebro.

Su marido, del que estaba en trámites de separación, fue detenido horas después en la factoría de Vitoria, a la que acudió a trabajar puntualmente en su turno de tarde.

«Desde la sección sindical de LAB en Mercedes queremos expresar nuestro más profundo rechazo al asesinato de Ana B.J. por parte de un trabajador de esta empresa. No aceptamos conductas ni personas que ejerzan la violencia machista, sea cual sea su grado de intensidad. No queremos maltratadores ni asesinos de mujeres en esta empresa», señala el comunicado.

La central sindical pide además a la empresa Mercedes que imparta «formación para identificar todos los tipos de violencia machista y sensibilización en los valores que rechazan esta violencia».

Además, expresa su compromiso en la lucha contra la violencia machista y expresa su dolor y solidaridad a la familia de la fallecida y a sus amistades.

LAB ha convocado una concentración hoy a las 13.30 horas en las inmediaciones de la fábrica, en el cruce de la avenida Naciones Unidas con el Bulevar de Mariturri, y ha hecho un llamamiento a secundar las movilizaciones que se organicen para denunciar este nuevo asesinato. 



Dejar respuesta