La dirección de Aernnova ha anunciado a los sindicatos su intención de registrar un ERE en su planta de Berantevilla (Álava) que afectaría al 22 % de sus 450 trabajadores (101), al alegar pérdidas «históricas» en la empresa de 42 millones de euros en lo que va de año, y que se complementará con un ERTE en 2021.

La dirección de la compañía aeronáutica ha trasladado este miércoles su decisión en un encuentro con los representantes del comité de la factoría.

Este anuncio se enmarca en la necesidad anunciada en julio de «redimensionar» la plantilla del grupo hasta reducirla en 950 empleados (el 20 %) del total.

En el caso de la planta de Berantevilla este ajuste alcanzará al 22 % de su plantilla, a pesar de que, según ha informado la empresa en una nota de prensa, la actividad en esta factoría ha caído un 37 %.

Además, la dirección ha explicado que el ERE se complementa con un ERTE que en 2021 afectará al 15 % de los empleados, con el fin de «tratar de mantener el empleo en la medida de lo posible».

Mañana, se concretará el número de afectados en la filial de Sevilla, mientras que en México y en Estados Unidos los procesos de «ajuste estructural» afectan a un 44 y a un 20 % de los trabajadores, respectivamente.

La compañía argumenta que la crisis provocada por la covid-19 ha ocasionado una grave caída del tráfico aéreo que ha impactado de manera directa en la industria de fabricación de aeronaves y en su cadena de suministro, lo que ha reducido la cartera actual de pedidos y sus previsiones para los próximos años.

Esta situación ha acarreado a Aernnova, según su dirección, unas pérdidas «relevantes» de 42 millones por la caída de la actividad del 40 % en lo que va de año, «que continuarán aumentando en lo que resta de ejercicio 2020».

La empresa, que augura que la situación seguirá siendo complicada en los próximos años, ha explicado que además de enero a septiembre la compañía ha utilizado 70 millones de euros de su caja como consecuencia de la reducción «drástica» de sus ingresos y de la necesidad de acometer los pagos correspondientes a sus gastos corrientes y a proveedores.

El consejero delegado de Aernnova, Ricardo Chocarro, ha asegurado que la dirección es «consciente del impacto» en las personas que se vean afectadas por los despidos, pero ha insistido en que la empresa, al igual que el resto del sector, «está obligada a defender la supervivencia de la compañía adecuándola a la nueva realidad del mercado para los próximos años».

«Nuestro objetivo es, y será, salvaguardar la supervivencia de Aernnova y asegurar así el máximo empleo posible», ha precisado Chocarro, quien ha mostrado su disposición a seguir trabajando con los sindicatos con la «mejor voluntad» para llegar a acuerdos que permitan gestionar la situación actual «de la mejor manera, tratando de minimizar los efectos de estas decisiones en las personas afectadas».

El Comité de Aernnova rechaza el ERE y pide que Urkullu «no se ponga de perfil»

El comité de empresa de la planta de Aernnova en Berantevilla (Álava) ha rechazado el ERE planteado por la dirección que afectaría a 101 de sus 454 trabajadores, y ha instado al lehendakari, Iñigo Urkullu, a «no ponerse de perfil» y a intervenir para evitar «más destrucción de empleo» en el sector aeronáutico.

En un comunicado, el comité cree que con estas medidas la empresa solo busca «asegurar los escandalosos beneficios del grupo (290 millones en los últimos 5 años) porque, a su juicio, la situación no es estructural, tal y como argumenta la empresa, sino coyuntural.

Los sindicatos aseguran que no es casualidad que el anuncio coincida con la aparición de vacunas contra la covid-19 porque «ponen una fecha mucho más cercana a la recuperación del sector», lo que dejaría a la dirección «sin argumentos para justificar sus mentiras».

«Tanto Aernnova como el Gobierno Vasco saben perfectamente que la situación es totalmente coyuntural y que en un plazo medio el mercado se va a recuperar totalmente con un fuerte crecimiento», afirman.

Por ello, el comité pide al lehendakari y a la consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, que «no se pongan de perfil y dejen de justificar los despidos de estas grandes multinacionales».

«Les pedimos que de una vez por todas defiendan a un sector estratégico para el país como es el aeronáutico y que intervengan para evitar que se produzcan más destrucción de empleo en el sector», insisten.

El comité se ha mostrado dispuesto a analizar todas las medidas «coyunturales, no traumáticas y temporales» que se pongan encima de la mesa, pero sin aceptar los despidos.

En la misma línea, UGT ha hecho público un comunicado en el que también se opone al ERE por ser «una medida drástica e innecesaria», sobre todo porque la plantilla está inmersa ya en un ERTE, en un momento en el que una posible vacuna «y la consecuente vuelta a la normalidad en el sector hacía suponer que se abordaría 2021 con medidas de transición, menos lesivas y temporales».

«UGT no va a aceptar ningún despido ante una crisis tan real como coyuntural y tomará las medidas que sean necesarias, en defensa de los trabajadoras de la planta de Berantevilla», concluye la central. EFE


Compartir

2 Comentarios

  1. Vamos a ver:
    Dónde están todos los tertulianos y analistas capullos que decían que está crisis va a ser mucho más suave que la otra y que la recuperación iba a ser inmediata, que la gráfica de recuperación iba a ser en forma de V ascendente rápidamente o en forma de curva tipo logo de Nike, descenso lento poco a poco y una recuperación inmediata.
    Dónde están los que decían que está crisis provocada por una situación coyuntural que cuando se terminará iba a desaparecer de inmediato.
    Dónde están todos esos expertos que no pisan la calle y no madrugan, no saben lo que hay y ven todo mirando gráficas y noticias económicas en periódicos desde despachos.
    Ah, cobardes!!! Que poco se os oye ahora. Dónde estáis? Dónde os habéis metido la lengua?.

Dejar respuesta