Ayer se repitió la manfiestación contra Los Pichis en Vitoria que trata de lograr que el clan no llegue a Asteguieta como tienen previsto las instituciones.

A su finalización en la Plaza de la Virgen Blanca, la organización apostó en esta ocasión por celebrar un minuto de silencio.

Fue en homenaje a los dos octogenarios asesinados en el barrio de Otxarkoaga de Bilbao.

Cabe recordar que los portavoces de los Pichis han negado rotundamente que alguno de sus miembros haya participado en estos tristes hechos.



Dejar respuesta