Fábrica de Mercedes-Benz en Vitoria-Gasteiz

La planta de Mercedes-Benz en Vitoria ha culminado la producción de la primera unidad del EQV, el primer gran monovolumen 100 % eléctrico del mundo fabricado en serie, que comparte carrocería con el Clase V.

Este proyecto llegó a la fábrica hace dos años y desde entonces se han adaptado las líneas de trabajo a los nuevos requerimientos técnicos y de seguridad necesarios para poder ensamblar vehículos eléctricos. Ha sido necesario además formar de manera a los empleados involucrados en la fabricación del EQV y la eVito.

Todo ello se ha llevado a cabo sin parar la producción de las versiones de combustión de la Clase V y la Vito, ha destacado la compañía en una nota, que ha puesto en valor que esto permitirá «flexibilizar la producción adaptándose a la demanda de cada uno de los distintos modelos».

El EQV cuenta con un motor eléctrico que ofrece de una potencia máxima de 150 kW (204 CV) y está situado en el eje delantero junto a la transmisión con la conexión de carga en el lateral del paragolpes. El consumo combinado es de 26,3 kWh/100 km ciclo NEDC y dispone de una autonomía de hasta 418 km.

La batería de alto voltaje tiene una capacidad instalada de 100 kWh (útiles 90 kWh). El EQV dispone de un cargador de a bordo refrigerado por agua con una capacidad de 11 kW para corriente alterna y adicionalmente incorpora de serie un sistema de carga rápida de corriente continua DC y un sistema de carga combinada CCS.

En Europa, el EQV puede cargarse con una potencia máxima de hasta 110 kW y en menos de 45 minutos es posible cargarlo del 10 al 80 %. La batería cuenta con una garantía de 8 años o 160.000 km, según ha precisado la empresa. EFE


Compartir

3 Comentarios

Dejar respuesta