El próximo día 14 de julio la plataforma Arabako Mendiak Aske realizará la tercera marcha montañera englobada dentro de la campaña “Babestu Maite Duzun Mendia” que esta organización ha diseñado para dar a conocer el patrimonio natural amenazado por las distintas centrales eólicas proyectadas en el territorio de Araba.

Tras las marchas en Iturrieta y Arkamo ahora le toca el turno a Labraza.

La marcha montañera saldrá de Labraza (concejo del ayuntamiento de Oyon-Oion, en Rioja Alavesa) a las 9:30 de la mañana y discurrirá durante 12 kilómetros por  Valdesanjuan y el Pinar de Dueñas para volver de nuevo a Labraza, donde está previsto leer un comunicado a las 12:30.

Para esta ocasión la bertsolari Oihane Perea ha escrito un texto que sirve de inspiración para esta marcha.

Arabako Mendiak Aske denuncia que el parque eólico proyectado impactará negativamente en la biodiversidad de la zona, considerada un corredor ecológico comarcal, y  sobre el Pinar de Dueñas, protegido por la Orden Foral 135/11 e incluido en el Catálogo de Reservas Forestales del Territorio Histórico de Álava.

Con una extensión de 82 hectáreas aproximadamente y situado en un cerro con fuertes pendientes, el pinar está considerado de alto valor biogeográfico ya que es la única masa natural de pino carrasco (Pinus halepensis, incluida en el Catálogo Vasco de Especies Amenazadas de la Fauna, Flora Silvestre y Marina  como “vulnerable”) en la comunidad autónoma del País Vasco y el más noroccidental de la Península Ibérica.

Asimismo también destruirá el entorno natural donde se sitúa la Nevera de Labraza (en el término de Las Llanas a 910m de altitud), un elemento constructivo utilizado a lo largo de la historia para hacer acopio de nieve y conservar alimentos.

El parque eólico proyectado también tendrá un impacto visual, sonoro y arquitectónico directo sobre Labraza (con el aerogenerador más cercano, más alto que la propia torre de Iberdrola de Bilbao, a menos de 1km del pueblo), pueblo que ha sabido cuidar y conservar su muralla del siglo XII y su imagen medieval durante siglos.

Labraza recibió el Premio Mundial de Ciudades Amuralladas otorgado por el prestigioso Consejo Ejecutivo del Círculo Internacional de Ciudades Amuralladas.

Con esta marcha montañera Arabako Mendiak aske, Labraza y la comarca de Rioja Alavesa quieren denunciar la utilización del territorio a disposición de las empresas y sociedades privadas que priman la generación de energía para lucro propio a cualquier costa.

«Son estas empresas privadas las que deciden cuándo, qué cantidad de aerogeneradores y dónde ubicar sus proyectos eólicos sin ningún tipo de impedimento por parte de dirigentes e instituciones. Estas empresas, no tienen reparo en ubicarlos en el patrimonio natural y arquitectónico, cuidado durante siglos y ahora expuesto como una “barra libre” a servir sus intereses económicos».

Al acabar la marcha la “makila”, que está recorriendo nuestro patrimonio natural amenazado, pasará a manos de la montaña alavesa, ya que el próximo día 11 de Septiembre se realizará la siguiente marcha montañera en Azaceta.


Compartir

Dejar respuesta