El alcalde de Vitoria, Javier Maroto, y el candidato del PNV, Gorka Urtaran, se han enzarzado dialécticamente en las últimas horas con la banda terrorista ETA en el fondo del debate.

Todo ha comenzado con unas declaraciones de Urtaran publicadas ayer en el periódico El Mundo del País Vasco, donde decía textualmente en relación al conflicto de las ayudas sociales en Vitoria:  «Después de la violencia de ETA -y no lo pongo en el mismo plano- (subraya en dos ocasiones) en el que habían unos que señalaban para matar a otros por sus ideas, quizá la mayor agresión a la convivencia pacífica en la sociedad vasca es la que está liderando el señor Maroto porque está señalando a ciertos colectivos al que culpa de todos los males y a los que hay que expulsar».

A Maroto le ha faltado tiempo para reaccionar. Y ha dicho en las redes sociales: «lo que no hubiese pensado nunca es que el PNV acabe comparándome con ETA por denunciar los abusos en las ayudas».

Y entonces ha llegado Urtaran otra vez, que a través de tuiter y con declaraciones a Radio Vitoria, habla de «tergiversación del PP», a la vez que afirma que Maroto está «nervioso, agresivo, faltón, irrespetuoso y faltando a la verdad».

Hasta aquí la bronca. Son casi las 13 horas y nadie dice que no habrá nuevos capítulos, pero una cosa está clara, las elecciones se acercan y cada uno toma posiciones. Tal y como adelantó Norte Expres, una de las batallas principales tendrá que ver con qué partido nacionalista da más cera al PP para liderar la alternativa. ¿El PNV o EHBildu?

Y lo malo, que en el fondo se empieza a intuir que no habrá presupuestos en Vitoria. ¿O se entendería que Urtaran apoyara a Maroto después de la colección de piropos que se han dedicado los dos?. ¿O el alcalde le pedirá los votos al grupo nacionalista tras esta trifulca?



1 Comentario

Dejar respuesta