EFE.- El capitán del Deportivo Alavés, Manu García, afronta la recta final de la recuperación de un edema óseo que arrastra desde las últimas jornadas de la temporada y que le impidió rendir a su nivel y poder ayudar a sus compañeros.

El vitoriano que trabaja al margen del equipo dijo en un vídeo publicado por el club que le tocó pasar por el quirófano para hacerse unas infiltraciones que ayudasen a solucionar esta lesión, pero celebró que está «cerca» de recuperarse y poder entrenarse con el resto del grupo.

«Estoy con muchas ganas y con mucha ilusión para afrontar esta temporada», añadió el buque insignia del club babazorro que no se quiere perder el centenario del equipo de su ciudad en la máxima categoría.

«Nos está tocando vivir una parte del fútbol diferente que por responsabilidad con el club y nuestra afición y tenemos que afrontarla de la mejor manera posible», manifestó Manu García, que deseó volver a disfrutar de Mendizorroza lleno.

«Ojalá podamos celebrar juntos este año tan especial para el equipo», concluyó. EFE


Compartir

Dejar respuesta