El entrenador del Deportivo Alavés, Pablo Machín, señaló este martes que si no son capaces de competir en las disputas ante la SD Eibar, no tienen nada que hacer en un derbi que se celebrará este miércoles en el estadio de Mendizorroza.

El técnico babazorro consideró que «todos los partidos son importantes porque los puntos son los mismos» y deben tomarse este partido «como una oportunidad», después sumar dos derrotas seguidas.

«Me preocupan los resultados y que no hemos podido hacer gol», admitió el soriano, que espera que su equipo esté en «la línea de la segunda parte» ante el Celta. «La mayor diferencia de hace dos semanas a ahora es que no estamos teniendo acierto de cara gol», consideró el preparador albiazul que asumió que «si no marcas es imposible ganar», aunque se mostró satisfecho con algunas fases del equipo en Vigo.

Preguntado por el posible cambio de mentalidad del equipo después de jugar contra las escuadras de la zona alta de la tabla y sacar buenos resultados, Pablo Machín negó de forma tajante que los últimos resultados hayan sido producto de la actitud de sus jugadores.

«Todos somos conscientes qué equipo somos, donde jugamos y por lo que vamos a pelear» y explicó que «la motivación tiene que ser máxima en cada partido y entrenamiento», ya que consideró que si no, no podrán «progresar ni competir».

Sobre el juego de su rival dijo que «el Eibar va a engañar bien poco porque lleva muchos años jugando a lo mismo y eso es muy importante para todos los futbolistas». Lo definió como «el fútbol típico del norte, directo, con la línea adelantada, con muchos centros desde banda para que pasen cosas».

«Si no somos capaces de competir en las disputas y segunda acciones no tenemos absolutamente nada que hacer en el partido», advirtió el alavesista que opinó que su plantilla debe ponerse al nivel de intensidad de los armeros y «tener el convencimiento» de que tendrán acierto.

Fichar

Cuestionado sobre la posibilidad de fichar tras la baja de larga duración de Rodrigo Ely, reconoció que no ha pesando en eso y explicó que el mercado es largo y es el club el que tiene que valorarlo, después del esfuerzo que hizo en verano.

«Los fichajes para mí son los que no les hemos sacado su mejor versión. Ahora con muchos partidos, todos tendrán oportunidades y es momento de ver que los fichajes de invierno los tenemos en casa», opinó Pablo Machín.


Compartir

Dejar respuesta