eh bildu

El Movimiento vasco de Pensionistas tratará de que algunas de sus reivindicaciones se incorporen los presupuestos vascos para 2021 y continuará movilizándose semanalmente los lunes a partir del 11 de enero.

Ese colectivo celebró el pasado jueves una reunión telemática en la que valoraron el respaldo a las movilizaciones del 30 de noviembre en Pamplona y el 5 de diciembre en la Comunidad Autónoma Vasca, que reunió a 9.000 pensionistas en las tres capitales y 39 pueblos, según sus cálculos.

En esa cita se analizaron los retos inmediatos de los pensionistas vascos ante «la concreción y decisiones del gobierno central de las recomendaciones del Pacto de Toledo» y «a necesidad urgente de dar respuestas y soluciones a los graves problemas del sistema sanitario y sociosanitario», entre otros asuntos

Los pensionistas van a preparar «una movilización más potente» en febrero, «que no sólo constituya un recuerdo simbólico de la movilización y huelga general del pasado 30 de enero, sino para reiterar una vez más que continuaremos movilizándonos lo más unitaria y masivamente posible, para poner freno a las medidas que seguramente van a intentar imponernos y exigir soluciones reales a las pensiones y otras necesidades sociales que demanda urgentemente la mayoría de la sociedad», han adelantado.

Los pensionistas acordaron «interpelar una vez más a los partidos para que asuman» sus reivindicaciones», «destacar el 15 de enero, como símbolo de una movilización ininterrumpida» que iniciaron en esa fecha hace tres años y continuar los lunes, de un modo generalizado, a partir del 11 de enero, con las concentraciones en las tres capitales vascas y Pamplona, y en el máximo de pueblos.

Además, tratarán de «impulsar alguna iniciativa ante el Parlamento o Gobierno de Vitoria durante el mes de enero» para que algunas de las demandas de este colectivo, que formen parte de sus competencias, «sean incorporadas a los presupuestos del 2021».



2 Comentarios

  1. La media de las pensiones por jubilación en España supera el salario de los jóvenes que se incorporan al mercado laboral. Parece justo que antes de hablar de esos pensionistas que se quejan de lo escaso de sus ingresos nos planteáramos dar a nuestros jóvenes mejores perspectivas de futuro. Por otro lado, se pregunta poco a estos «movilizados» en cuanto contribuyeron a la hucha común. Muchos de ellos (y lo sé) cotizaban el mínimo cuando podían haber aumentado sus bases, pero les atraía más llevárselo crudo. Así que menos victimismo.

  2. Coincido totalmente con tu opinión creo que habría que dar preferencia a estos sueldos de trabajadores míseros, de mucha gente que difícilmente llega a fin de mes, mientras suben y suben las pensiones y oímos protestas de pensionistas, mientras la clase obrera pasa desapercibida ( aquí culpó al falso sindicalismo español). Es increíble que un pensionista gane más que un trabajador….. donde vamos a llegar, este país está fatal. Y yo tengo buen salario por cierto.

Dejar respuesta