Esta semana se celebraba el premio Dato a la empresa solidaria de Álava con el tradicional evento en el restaurante Zaldiaran. La cena volvió a ser un éxito y reunió a lo más granado del mundo empresarial.

A diferencia de otros años, la organización decidió terminar la fiesta con un espectáculo: en este caso, liderado por el Mago Sun. Que, por cierto, triunfó.

Durante algo más de 15 minutos deleitó a los asistentes con sus juegos y su magia.

Los momentos en que pidió voluntarios para su espectáculo quedarán en el recuerdo.

Sacó al ex alcalde Patxi Lazcoz y al ex teniente diputado foral, Carlos Samaniego.

A ambos les preguntó su nombre, y los dos dijeron Pablo, «para no ser reconocidos», algo que obviamente no ocurrió ante las risas de toda la sala.

Lacoz participó en un juego que comenzaba con sillas y terminaba con los voluntarios «levitando», y Samaniego puso a prueba al mago con una baraja «invisible».

Y todo porque el primer voluntario se llamaba Pablo (este de verdad) y a partir de ahí, todos igual.

Salieron también al escenario el verdadero Pablo de Laboral Kutxa, Jaime de Sercolux y Joaquín de Learning Out.


Compartir

Dejar respuesta