Coches en Vitoria-Gasteiz usados

La venta de vehículos de ocasión en Euskadi bajó un 27,6 % en julio de este año con respecto al mismo mes del pasado ejercicio, mientras que estas transacciones experimentaron un ascenso del 21 % entre enero y julio en relación al mismo periodo de 2020, con 42.212 operaciones

Los datos aportados por la Asociación Nacional de Comerciantes de Vehículos, Ancove, apuntan que en Euskadi se vendieron el pasado mes 5.724 turismos de ocasión, un 27,6 % menos que en julio de 2020, bajada superior a la media nacional, que se situó en el 24 %.

En los siete primeros meses del año se adquirieron 42.212 turismos de segunda mano, lo que supone una subida del 21 % respecto al mismo periodo de 2020, en el que la población estuvo confinada durante varios meses como consecuencia de la pandemia. La media nacional de incremento en este caso es del 27 %.

En julio se produjo un retroceso en las ventas en los tres territorios: un 34,13 % en Gipuzkoa, un 22,72 % en Bizkaia y un 30,34 en Álava, con 1.648, 3.160 y 916 operaciones, respectivamente.

En cuanto al acumulado en los siete primeros meses, en todas las provincias hubo un ascenso: del 18,32 % en Gipuzkoa (13.337 vehículos), del 21,78 % en Bizkaia (22.205) y del 23,98 en Álava (6.670).

En el conjunto de España el mercado del turismo de ocasión descendió en julio el 23,9 % respecto al mismo mes del año pasado, con 152.243 unidades transferidas, la cifra más baja en este mes en los últimos seis años. Este descenso, que se produce en todas las autonomías, se debe a que julio del año pasado fue «espectacularmente» bueno debido a un aumento de la demanda con motivo del confinamiento.

En los siete primeros meses del año se vendieron 1.111.533 turismos, un aumento del 26,8 %, muy inferior al incremento del 41,4 % de junio, un ajuste que podría continuar los próximos meses.

Ancove calcula que este año cerrará con dos millones de turismos de ocasión transferidos, un 10 % más que el ejercicio pasado, lo que supondría colocarse 100.000 coches por debajo de los ejercicios de 2018 y 2019, un 5 % de caída.

El presidente de esta asociación, Elías Iglesias, ha recalcado que la capacidad financiera de los comerciantes de este sector, compuesto por negocios generalmente familiares, es «más endeble» que la de los concesionarios, y ha advertido de que si la recuperación del mercado no se consolida «muchos comerciantes de vehículos de segunda mano estarán abocados al cierre». EFE



Dejar respuesta