hacienda diputacion recaudación

El presupuesto de Hacienda recogido en el proyecto para 2017 asciende a 96 millones de euros, lo que supone un incremento del 26,6% con respecto al año anterior, tal y como ha detallado esta mañana el diputado de Hacienda, Finanzas y Presupuestos, José Luis Cimiano, en las Juntas Generales de Álava.

Una de las grandes prioridades de la Diputación Foral de Álava es reforzar la lucha contra el fraude fiscal. Para ello, en el año 2017, el Gobierno Foral quiere destinar 2,1 millones de euros, es decir, un 19,6% más que en 2016. “Seguiremos mejorando los programas informáticos para detectar de forma más rápida, eficaz, contrastada y fiable los posibles casos de elusión fiscal e incumplimientos tributarios”, tal y como ha subrayado Cimiano. Además, se incrementará el intercambio de información con las entidades bancarias extranjeras, con las cuentas de Estados Unidos, entre otras novedades.
Asimismo, se dotará con 2 millones de euros la gestión recaudatoria, destinada al cobro de las deudas en período ejecutivo y a la creación del nuevo Servicio de Recaudación, creado el pasado mes de febrero por el Gobierno Foral.
El diputado foral ha llamado la atención sobre su intención de no aumentar la deuda. “Por primera vez desde el año 2007, los presupuestos prevén un endeudamiento neto cero”, ha explicado Cimiano. Con respecto a la amortización de la deuda comprometida en años anteriores, Hacienda destinará un total de 57,4 millones de euros a este pago.
Otra de las nuevas partidas del Departamento foral de Hacienda es la previsión de 680.000 euros para dotar de presupuesto el posible traslado de las oficinas del Instituto Foral de Bienestar Social a la calle San Prudencio. En concreto, se han consignado 150.000 euros para acondicionar los locales y otros 530.000 euros para el pago del alquiler. “Este traslado beneficiaría no sólo a los y las trabajadoras del Instituto Foral de Bienestar Social, sino también a la ciudadanía alavesa, que verá centralizados los servicios de atención al público en un único edificio, adaptado a las nuevas necesidades”, ha comentado José Luis Cimiano.

Compartir

1 Comentario

  1. Gravar con impuestos los beneficios del trabajo es igual que el trabajo forzado. Apoderarse de los resultados del trabajo de alguien es quivalente a apoderarse de sus horas y ordenarle realizar actividades varias. La redistribución es injusta porque las personas son dueñas de sí mismas y, por ende, dueñas de lo que producen.
    Robert Nozick (1938-2002)

    Tenemos un sistema que cobra cada vez más impuestos al trabajo y subsidia el no trabajar. La inflación es un tipo de impuestos que se impone sin legislación. Hablando de etiquetas engañosas… el Seguro Social es la mayor falsedad. No es social ni seguro… Es un programa que impone malos impuestos para proveer beneficios injustos.
    Milton Friedman

    Los impuestos transforman al ciudadano en súbdito, a la persona libre en esclava y al Estado (nuestro supuesto servidor) en dueño de nuestras vidas y haciendas. Cuanto mayores son los impuestos y más insidiosa la acción recaudatoria, más súbditos y más esclavos somos del Estado. Arthur O. Fraser

Dejar respuesta