La Fundación Laboral San Prudencio se reúne con el Rey

1
entreseccion_noticia

Foto Casa Real. (EFE).- La Fundación Laboral San Prudencio ha agradecido este miércoles a Felipe VI su «apoyo y reconocimiento» a la labor que desarrolla desde hace 50 años en favor de la responsabilidad social de las empresas y de la mejora de la calidad de vida y de las condiciones de trabajo de sus empleados.


El rey ha recibido en audiencia en el Palacio de la Zarzuela al patronato de la fundación, encabezado por su presidenta Yolanda Berasategui.

El encuentro, celebrado en el Salón Magnolias, se enmarca en los actos que la Fundación Laboral San Prudencio viene desarrollando desde el pasado mes de abril para conmemorar su medio siglo de vida, que se cumple este año.

«Gracias por recibirnos y mostrar con ello vuestro apoyo y reconocimiento a nuestra Fundación, que es tanto como decir que imprime valor a la labor que desempeñamos. Por encima de todo, miramos con confianza el futuro», ha afirmado Berasategui en el mensaje leído ante el jefe del Estado, han informado a EFE fuentes de la entidad.

La presidenta ha subrayado que la organización que nació a raíz de la transformación social que hubo en Álava por el proceso industrializador tiene «un gran futuro por delante» y su objetivo es «seguir apostando por la calidad y excelencia» de sus servicios.

A su juicio, el 50 aniversario es una oportunidad para «mirar hacia adentro y tomar impulso hacia nuevos retos de crecimiento».

«Los que formamos parte de la Fundación nos sentimos orgullosos de pertenecer a ella, la sentimos muy nuestra, lo que nos permite incorporar el entusiasmo a lo que hacemos y el sentido colectivo a los éxitos y los fracasos», ha añadido.

Berasategui ha resumido al rey los principales eventos y actividades desarrollados por el 50 aniversario.

También ha recordado que la Fundación está considerada la principal entidad sin ánimo de lucro del País Vasco dedicada al desarrollo de la responsabilidad social empresarial.

Agrupa a casi 400 compañías y a más de 30.0000 trabajadores, que, unidos a sus familias, suman alrededor de 80.000 beneficiarios de ayudas por gastos médicos y farmacéuticos y a familias con hijos menores y personas dependientes, entre otras prestaciones.

Berasategui ha comentado al rey que una de las metas que la entidad tiene por delante es hacer frente al desafío del envejecimiento de la población con nuevos servicios en el ámbito psicosocial y organizativo «con el fin de mantener la salud y la capacidad de trabajo de los empleados de más edad».

En agradecimiento por la recepción, el patronato ha regalado a Felipe VI el libro del cincuentenario, escrito por Mauro Entrialgo y en el que se narra, en formato cómic, la historia de la Fundación y su vínculo con el desarrollo industrial de Álava.

También le han entregado una réplica de la escultura diseñada por el escultor Koko Rico, icono de la fundación. EFE

Compartir

1 Comentario

  1. ¿pero de verdad sirve para algo esta fundacion de vividores?. por que gratis no son, a cada empleado le requisan todos los meses un dinero para mantenerlos aunque el trabajador no se entere

Dejar respuesta