Todo comenzaba cuando una ciudadana se dirigía al Ayuntamiento de Vitoria para hacerle una petición concreta. La historia termina con ridículo municipal. Dicen que «no se puede» y una vitoriana les demuestra que «sí» con la foto.

 

Y solo cabe elegir entre dos opciones: O vagos o incapaces.

 

La ciudadana solicitaba al Consistorio que en «el parking del antigüo kas» junto a las piscinas de Gamarra, «pintaran rayas para delimitar los espacios».

 

Lo justifica en el Buzón Municipal por el siguiente motivo: «Hay mucho antisolidario que dejan 2 metros entre coche y coche, y otros como me ha ocurrido, se pegan tanto que no podía entrar en el mio».

En cristiano, caos en el parking veraniego.

Y pide: «Tan fácil como pintar rayas blancas delimitando las parcelas. Y llevo varios años proponiendoselo. Algun día lo conseguiré».

La respuesta del Ayuntamiento, a finales de agosto, a la petición de pintar es:

En cuanto al pintado individual de las plazas, el tipo de pavimento sobre el que se estaciona, no lo permite.

Pues ahora llega lo mejor:

La fotografía del citado ciudadano que colocó en la web municipal (incorporada en la noticia).

Con su consiguiente reflexión:

«Les envié una queja sobre este parking y entre sus respuesta me contestaron que ese pavimento no se puede pintar.

Para que no nos tomen por idiotas les envío la foto de otro parking con el mismo pavimento y con las rayas que demarcan las parcelas

Menos bromas y mejor funcionar», concluye la vitoriana.

Lo dicho. ¡Cómo dejar al Ayuntamiento en ridículo! ¡Y si de paso, pintan las rayas, mejor!

 


Compartir

4 Comentarios

  1. Ahí queda patente la inutilidad que existe entre algunas personas de nuestro ayuntamiento, dando a entender que no se molestan en ver la solución.
    Con eso quiere decir que no se mueven del sillón donde les han colocado lo más seguro a dedo.
    Vergüenza de algunos de nuestros funcionarios que por unos acaban pagando todos la fama que tienen.

  2. Mientras la ciudadania vitoriana tenga que aguantar la prepotencia de los cerebrines del anillo verde y los politicos no atiendan las justas reivindicaciones de los habitantes de esta ciudad. Vitoria-Gasteiz no avanzara nunca.

Dejar respuesta