El ruido de ladrones en Vitoria alerta a vecinos y policía
foto ajena a la información

La Ertzaintza ha animado a llamar a la policía «sin complejos» cuando se detecte gente sospechosa en el vecindario, especialmente en los periodos de vacaciones cuando hay viviendas vacías a las que podrían intentar acceder ladrones.

La Policía vasca ha hecho una serie de recomendaciones de seguridad de los hogares de cara a los meses de verano para prevenir robos.

Recuerda que los ladrones han perfeccionado el forzado de las cerraduras de los domicilios hasta conseguir que las marcas de manipulación sean casi imperceptibles y que los métodos utilizados apenas provocan ruido, lo que hace difícil el aviso a la policía.

Uno de los métodos más utilizados actualmente es el «bumping», que consiste en la introducción de una llave modificada en el bombín que posteriormente posibilita la apertura de la puerta de acceso a la vivienda.

Para evitar robos en los domicilios durante las ausencias vacacionales, la Ertzaintza recomienda no «exponer» las vacaciones en las redes sociales y utilizar un temporizador de corriente eléctrica con conexión a aparatos como una radio o televisión para dar la sensación de que la casa está ocupada.

Además apunta como una medida preventiva pedir a alguien de confianza que vacíe regularmente el buzón de correo, no guardar dinero en metálico ni tarjetas de crédito con las claves y hacer un inventario con fotografías y números de serie de los elementos de valor que haya en la casa.

Además anima a la ciudadanía a que se acostumbre a llamar a la Policía ante la presencia de sospechosos en el vecindario, porque son avisos «importantes» para que pueda comprobar lo antes posible si se está cometiendo algún robo.

Entre los consejos básicos que se pueden recomendar para verano y por extensión para todo el año están una serie de recomendaciones, tales como:

-La instalación de cámaras de video vigilancia y/o sensores de apertura en puertas y ventanas.

-No publicar en redes sociales planes de viaje, vacaciones, direcciones o datos personales, los cuales pueden aportar información valiosa y gratuita a potenciales criminales.

-Realizar un inventario y registro, a ser posible incluyendo fotografías y números de serie, de todos aquellos elementos de valor (obras de arte, joyas, etc.).

-Acostumbrarse a llamar a la policía sin complejos ante presencia de gente sospechosa en el vecindario. Son avisos importantes para que la Ertzaintza o la Policía Local correspondiente puedan comprobar lo antes posible si se está cometiendo algún robo.

-Utilizar un temporizador de corriente eléctrica con conexión a aparatos eléctricos como una radio o la televisión para dar la sensación de que la casa está ocupada.

-Asegurar todos los objetos de valor dentro de una caja fuerte.

-Pedirle a alguien de confianza que vacíe regularmente el buzón de correo o visite el domicilio en caso de estancias largas fuera del domicilio y dejarle los datos para que ser localizados en caso de emergencia.

-Revisar y cambiar si es preciso los sistemas de cierre de nuestro domicilio.

-Si al llegar al domicilio encontramos la puerta forzada o han entrado a nuestro domicilio, no entrar y llamar al 112.

-No guardar dinero en metálico ni tarjetas de crédito con las claves .


Compartir

2 Comentarios

  1. Si al llegar al domicilio encontramos la puerta forzada o han entrado a nuestro domicilio, no entrar y llamar al 112. que igual ha entrdo un cernicalo

Dejar respuesta