¿El Gobierno aplacará el cabreo hostelero con dinero? ¡Reunión!

La economía vasca se mantuvo en noviembre en la zona de «crecimiento sólido» al obtener un valor de 130,8 en una escala de 0 a 150, lo que supone 8 décimas por encima del registro del mes anterior, que fue de 130.

Así lo refleja el Termómetro Económico que elabora mensualmente el Gobierno Vasco con la combinación de un centenar de variables macroeconómicas.

Las razones que apuntan a esa suave recuperación de la economía vasca son, según este barómetro, la mejora en la producción industrial, a pesar de las dificultades de algunas ramas por la falta de suministros y el encarecimiento de energía y materias primas, el «notable avance» en la hostelería y la recuperación del empleo tal y como lo refleja la evolución de la afiliación a la Seguridad en noviembre.

Desde que se declaró la pandemia en marzo de 2020, Euskadi entró en la zona de «decrecimiento», es decir en valores inferiores a 50, que se mantuvieron hasta febrero de este año.

En marzo de 2021 la economía vasca entró en la zona de «crecimiento sostenible» (con valores de entre 50 y 100), al llegar a 67,2, y desde abril se produjo un importante repunte al superar los 100 puntos.

En abril ascendió a 138,1, en mayo a 145,5, en junio a 141,1, en julio bajó a 135,9 y en agosto volvió a descender a 129,5, cifra que volvió a bajar a 128,3 en septiembre, mientras que en octubre se recuperó y subió a 130, ascenso que ha continuado en noviembre para llegar a 130,8. EFE

El Gobierno Vasco revisará sus previsiones de crecimiento económico

El Gobierno Vasco «previsiblemente» revisará sus previsiones de crecimiento de la economía de Euskadi, después de que el Producto Interior Bruto (PIB) registrara en el tercer trimestre un crecimiento del 3,9 %.

El Instituto Vasco de Estadística-Eustat ha hecho públicas las cuentas trimestrales correspondientes al pasado verano, que constatan una ligera mejoría respecto al avance que hizo en octubre.

El crecimiento del PIB pasa del 3,8 % al 3,9 % y el del empleo del 3,2 % al 3,5 %, aunque en el primero de los datos sigue estando lejos de las últimas previsiones del Gobierno Vasco del 5,5 %.

Pese a señalar que los datos de los que disponen «invitan a pensar que el último trimestre del año será mejor que el tercero», el Departamento de Hacienda y Economía ha advertido de que está pendiente ver qué efectos tendrá en la evolución de la economía la sexta ola de la covid.

En las últimas previsiones macroeconómicas, el Ejecutivo de Vitoria preveía un crecimiento del PIB para el cuatro trimestre de este 2021 de un 7,4 % interanual, para cerrar el ejercicio con una subida del 6,7 %.

En cuanto al empleo, esperaba un aumento del 3,8 % entre octubre y diciembre y concluir el año con una subida del 5,1 % y una tasa de paro del 10,3 %.

Para 2022 el Gobierno Vasco ha calculado hasta el momento un incremento de la economía del 6,4 %, una subida del empleo del 3,3 % y una reducción del desempleo al 9,5 %.

El Departamento de Economía y Hacienda ha explicado que las cuentas de este tercer trimestre del año confirman la evolución positiva del empleo, que mejora tres décimas tanto en términos intertrimestrales como interanuales lo avanzado en octubre.

Constata un peor comportamiento de la industria por los «cuellos de botella» en las cadenas de valor, mientras que los servicios han evolucionado positivamente. EFE

La economía vasca creció el pasado verano el 3,9 %

El Producto Interior Bruto (PIB) creció el pasado verano un 3,9 % sobre el mismo periodo del año anterior, un porcentaje que se queda lejos de las últimas previsiones del Gobierno Vasco que apuntaban a un 5,5 %.

El Instituto Vasco de Estadística-Eustat ha hecho públicas las cuentas del tercer trimestre de este año, en las que también se constata una mejor evolución de lo avanzado el pasado mes de octubre cuando estimó que el crecimiento interanual iba a ser del 3,8 %.

La evolución de la actividad económica este tercer trimestre ha sido homogénea en términos interanuales en los tres territorios, con incrementos del 3,9 % en Álava y Gipuzkoa, y del 4 % en Bizkaia.

La evolución intertrimestral ha sido más dispar, aunque positiva en las tres provincias, con un crecimiento del 1,4 % en Bizkaia, del 0,6 % en Gipuzkoa y del 0,3 % en Álava.

Por otro lado, el empleo, en términos de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, subió en el conjunto de Euskadi un 3,5 % respecto del tercer trimestre del año pasado.

Este porcentaje es mayor que el avanzado en octubre (3,2 %) y alcanza las previsiones del Gobierno Vasco para este trimestre. Esto supone la creación de unos 8.000 puestos de trabajo respecto al trimestre anterior, un 0,9 % más.

El incremento de la actividad económica entre julio y septiembre de 2021 supone el quinto trimestre consecutivo de subidas intertrimestrales, lo que mantiene la recuperación iniciada tras el desplome sufrido entre abril y junio de 2020 como consecuencia de las medidas restrictivas de la actividad para contener la pandemia.

El crecimiento interanual del PIB vasco, idéntico al del conjunto de la Unión Europea, se sitúa por encima del estimado tanto para la economía española (2,7 %) como para la Zona Euro (3,7 %), aunque un punto por debajo del calculado para la economía de los Estados Unidos (4,9 %).

Este tercer trimestre subió el PIB vasco el 1 % respecto al segundo, algo más de lo estimado en el avance anterior (0,8 %). Este crecimiento es menor que el registrado entre abril y junio, del 2,2 %, respecto al periodo enero-marzo.

Desde el punto de vista de la oferta, la recuperación ha sido significativa en términos interanuales en todos los sectores.

El sector primario registró un incremento del 4,6 % con respecto al mismo trimestre del año anterior, pero un descenso intertrimestral del 7,2 %.

La industria creció un 5,5 %, aunque también con un retroceso con respecto al trimestre precedente del 0,2 %. Dentro del conjunto del sector, la industria manufacturera avanzó en términos interanuales un 5,9 %, lo que supone un descenso en relación al segundo trimestre del año de un 0,3 %.

La construcción presenta un crecimiento interanual en el tercer trimestre del 1,3 % y también en términos intertrimestrales del 1,5 %.

La actividad global de los servicios fue un 4 % superior que la del mismo trimestre del año anterior, tras una recuperación del 2,3 % en relación al segundo trimestre del año.

Dentro de los servicios, el comercio, la hostelería y el transporte registraron un ascenso del 6,1 % en relación al tercer trimestre del año anterior, pero una bajada del intertrimestral del 2,7 %.

La rama de resto de servicios, que incluye actividades inmobiliarias, de profesionales, científicas y técnicas, así como financieras y de seguros, presenta, en cambio, una recuperación interanual más moderada, del 3,5 %, pero una recuperación con respecto al trimestre precedente del 6,8 %.

La rama de administración pública, educación, sanidad y servicios sociales experimentó un aumento de su actividad tanto en términos interanuales, del 2,6 %, como intertrimestrales, del 0,6 %.

Por lo que respecta a la demanda, la recuperación en relación al tercer trimestre de 2020 fue también generalizada en todas las magnitudes, aunque con un retroceso en relación al segundo trimestre del año en muchas de ellas.

El consumo de los hogares presenta un ascenso interanual del 2,1 %, y un descenso del 3,9 % con respecto al trimestre precedente, y el gasto de las administraciones públicas fue un 3,5 % mayor que hace un año y un 0,9 % menor que tres meses antes.

La inversión experimentó una reactivación interanual del 3,7 %, tras un retroceso con relación al segundo trimestre de un 1,2 %.

Con estos datos, la demanda interna, compuesta por el consumo final y la inversión, experimentó en su conjunto un avance interanual del 2,7 %. Este crecimiento se sitúa por debajo del estimado para el conjunto del PIB (3,9 %), por lo que la aportación del sector exterior fue positiva, en el que crecieron con más intensidad las exportaciones (12,5 %) que las importaciones (10,2 %).

Por lo que respecta al empleo, el sector primario experimentó una evolución interanual positiva del 0,2 %, pero un descenso interanual del 1,6 %. En la industria, aumentó un 2,5 % respecto al verano de 2020, con 2.000 nuevos puestos de trabajo más que en el segundo trimestre de 2021.

En la construcción el empleo también presenta una evolución positiva en términos interanuales (2,6 %), pero negativa respecto del trimestre precedente (-0,8 %) y en los servicios creció tanto en términos interanuales, un 3,9 %, como en términos intertrimestrales (casi 7.000 puestos de trabajo más en este trimestre que en el anterior). EFE



Dejar respuesta