Tiempo en Vitoria-Gasteiz

El pasado mes de julio fue frío, muy seco en el interior y seco en las comarcas litorales y «sin apenas episodios de meteorología adversa» salvo las altas temperaturas del día 5 en la vertiente cantábrica y del día 22 en la zona de transición y Eje del Ebro.

Por tanto, según la Agencia Vasca de Meteorología, Euskalmet, julio fue un mes de poca lluvia salvo en la comarca San Sebastián, que registró valores normales de precipitación. En esta zona se localizaron los acumulados más altos en Eskas con 141 litros por metro cuadrado, Añarbe con 108,2, Miramon 88,2 y Ereñozu 87,8.

Sin embargo, en buena parte de la vertiente mediterránea no se han superado los 10 litros por metro cuadrado e incluso prácticamente no ha llovido nada en puntos como Nanclares (0,3 l/m²), Subijana (0,5), Abetxuko (0,6) y Páganos (0,7).

En estas áreas el porcentaje de precipitación respecto a lo normal se sitúa por debajo del 20 %, lo que convierte al mes pasado en el segundo o tercer julio más seco del siglo por detrás de 2005 y 2009, año en el que no llovió nada en Rioja Alavesa.

El número de días de lluvia ha sido muy bajo: alrededor de 6 o 7 en la vertiente cantábrica y aún menos en la mediterránea, con cero días en algunos puntos. Sin embargo dos de estas jornadas (días 12 y 13) tuvieron acumulados muy abundantes.

Así, el día 12 se superaron puntualmente los 20 litros por metro cuadrado en los montes del nordeste de Gipuzkoa, con 30,8 l/m² en Eskas, 27,7 en Añarbe, 22, en Miramon y 19,9 en Almike.

Algo parecido sucedió el día 13 aunque las cantidades se repartieron algo más por los valles cantábricos: 36,6 litros en Añarbe, 29,6 en Eskas, 27,6 en Lasarte, 11,6 en Oleta, 10,2 en Sangroniz y 10,2 en Amorebieta.

Este ha sido el cuarto julio más frío del siglo. Las temperaturas medias han sido frías o muy frías en el litoral, aunque se han acercado a sus valores medios hacia el interior. En la costa se han rondado los 19 grados, en la Llanada Alavesa los 18 y en Rioja Alavesa los 20. Esto se traduce en que la temperatura media del conjunto de Euskadi ha estado 0,4 grados por debajo del promedio de 1981-2010.

Han predominado los días fríos, aunque también hubo jornadas de altas temperaturas. El día 5 las máximas superaron los 30 ºC en todo el territorio, excepto en la costa y montes del interior. Fue la jornada más calurosa de la vertiente cantábrica, con numerosos puntos de los valles cantábricos por encima de los 35 ºC (Sodupe 36,6, Elorrio 36,4 y Mungia 36,1).

En la vertiente mediterránea las temperaturas remontaron progresivamente a partir del 12 de julio y diez días más tarde, el 22, se registraron los valores más altos del mes en todo Euskadi: 38,5 en Zambrana, 38,4 en Campezo, 38,2 en Espejo y 37,6 en Nanclares.

Los episodios de meteorología no fueron muy significativos en julio. El Departamento de Seguridad emitió el día 22 un aviso amarillo por temperaturas altas extremas y un aviso amarillo por riesgo de incendios forestales en la Zona de Transición y el Eje del Ebro, aviso este último que se volvió a repetir el día 23 en las mismas zonas. EFE


Compartir

Dejar respuesta