El médico vitoriano Mikel Sánchez y los miembros de su equipo (Unidad de Cirugía Artroscópica y Unidad de Terapias Biológicas) Nicolás Fiz y Diego Delgado han participado este fin de semana en el congreso TOBI, reunión anual de líderes de opinión en ortobiología de todo el mundo.

El objetivo de este congreso internacional de Las Vegas, y que este año se ha celebrado telemáticamente, es construir relaciones en la comunidad de médicos, investigadores y científicos y mantenerse en la vanguardia de esta especialidad.

Ante 900 congresistas de 39 países, en esta edición, Mikel Sánchez ha pronunciado una ponencia en la que ha trasladado los avances de su investigación sobre la aplicación intrapulmonar del Plasma Rico en Plaquetas (PRP) en la búsqueda de un tratamiento eficaz para paliar las posibles secuelas que la Covid-19 dejará en quienes hayan sufrido esta enfermedad.

Con el anuncio de la pandemia mundial provocada por el coronavirus, la Unidad de Terapia Biológica Avanzada (integrada dentro de la estructura de la UCA) se puso manos a la obra y conformó, y ha liderado durante los últimos meses, un grupo de trabajo junto con BioAraba (Osakidetza) y el equipo del doctor Ramón Cugat del Instituto Cugat de Barcelona y los doctores Öscar Bernadich y José Ramón Cugat del Servicio de Neumología del Hospital Sant Joan de Déu de Manresa.

Esta colaboración contó también con la participación de expertos en PRP de EEUU, Brasil, Italia, Reino Unido, Dubai…

Este desarrollo está en fase de ensayo clínico y se espera que en los próximos meses vea la luz una publicación científica basada en la actividad biológica del plasma tras su nebulización.

Paralelamente, la Unidad de Cirugía Artroscópica también ha liderado durante los últimos meses un grupo de trabajo en el que ha reunido a los mayores expertos en PRP del mundo. Profesionales de Francia, Italia, EEUU, Japón, Corea del Sur, etc. han colaborado para desarrollar un sistema de clasificación e información del Plasma Rico en Plaquetas, para su estandarización clínica y la mejora de la calidad de los estudios científicos en PRP.

Así mismo, en este congreso, la Unidad de Cirugía Artroscópica ha presentado los resultados relacionados con la capacidad del PRP para retrasar la colocación de prótesis de rodilla en pacientes artrósicos. Su aplicación sobre la articulación frena la evolución de la artrosis y permite mantener una mejor calidad de vida del paciente y demorar la intervención quirúrgica. Estos resultados también han sido recientemente aceptados para su publicación.


Compartir

Dejar respuesta