El entrenador del Athletic Club, Gaizka Garitano, dijo que está “convencido de que el equipo es capaz de cambiar la dinámica” después de perder contra el Alavés y aseguró que se encuentra “con ganas de trabajar y revertir la situación”.

El técnico vizcaíno explicó en rueda de prensa que su equipo hizo los mismos remates que el Alavés, pero no entre los tres palos, y reconoció que le cuesta hacer gol. “Llevo tiempo en el fútbol y he estado en todo tipo de situaciones”, puntualizó, y recordó que llegó al Athletic cuando estaba en descenso y sabe lo que es.

“Estamos preocupados porque no hemos hecho un buen comienzo de liga pero llevamos cuatro jornadas”, señaló Garitano, que destacó que Lucas Pérez reactivó a su rival en el arranque de la segunda mitad.

Apuntó que “ganar partidos incrementa la confianza”, pero no cree que tengan miedo a perder ya que el equipo no se mete atrás y defiende muy arriba.

Garitano dijo que sus jugadores fallaron pases que no deberían fallar teniendo en cuenta la categoría en la que juegan. “Robamos el balón y lo entregamos fácil”, lamentó el entrenador del conjunto rojiblanco, que indicó que deben explotar otras virtudes.

“Los jóvenes necesitan un empujón y hay mucho trabajo por hacer”, agregó el preparador del plantel bilbaíno, y subrayó que la falta que dio lugar al gol fue una acción “innecesaria” y ya habían hablado que no debían hacerlo.

Insistió en que lo que le hace mella al Athletic “es la incapacidad de hacer gol”.

“Tenemos que estar responsabilizados, unidos, mirar hacia adelante y que el pesimismo que hay ahora se convierta en optimismo”, remarcó.



Dejar respuesta