Mercedes Vitoria volverá a parar

La dirección de Mercedes y la mayoría sindical han acordado este jueves la aplicación en la planta de Vitoria de un ERTE (expediente de regulación temporal de empleo) con una duración de 30 días hasta final de año que se haría efectivo si la producción tiene que volver a pararse por la falta de suministros.

El acuerdo ha sido avalado por los sindicatos CCOO, UGT, Ekintza y PIM, que suman mayoría, mientras que ELA, LAB y ESK analizarán las actas en los próximos días y decidirán si se suman o no a la firma.

El ERTE ha sido puesto encima de la mesa por la dirección durante una reunión con el comité en la que la empresa ha anunciado la reducción del objetivo de producción de furgonetas para este año a 141.001 unidades, 7.599 vehículos menos que los proyectados en el mes de abril, rebaja que está provocada por los problemas de suministro y por la «inestabilidad y volatilidad» del mercado de la automoción.

Además, la dirección ha decidido disminuir la jornada de trabajo del turno de noche en el sector del montaje, que pasará de ocho a siete horas y media a partir del próximo lunes 5 de julio.

La planta de la factoría, la más grande de Euskadi con alrededor de 5.000 trabajadores, estuvo parada ente el 21 y el 25 de junio por la falta de suministros y la dirección ya planteó entonces la posibilidad de recurrir a un ERTE en el caso de nuevas interrupciones de la producción.El portavoz sindical de CCOO Roberto Pastor ha explicado que actualmente solo quedan 8 días de margen de la bolsa para la platilla, motivo por el que se ha presentado el ERTE ante la previsión de que se tenga que parar más días la planta por la falta de suministros.

En el caso de que no se diera esa circunstancia el ERTE no se aplicaría, ha asegurado.

Información previa: Mercedes Vitoria reduce en 7.599 vehículos el objetivo de producción

La dirección de Mercedes Vitoria ha reducido el objetivo de producción de furgonetas para este año a 141.001 unidades, 7.599 vehículos menos que los proyectados en el mes de abril, rebaja que está provocada por los problemas de suministro y por la «inestabilidad y volatilidad» del mercado de la automoción.

La dirección se ha reunido este miércoles con los miembros del comité de empresa para trasladarles esta decisión, que ha plasmado en un comunicado dirigido a los trabajadores de la factoría de la capital alavesa, la más grande de Euskadi, con cerca de 5.000 operarios.

La planta retomó el pasado lunes la fabricación de furgonetas tras haber permanecido parada entre el 21 y el 25 de junio por la falta de semiconductores.

Este problema, sumado a la «inestabilidad y la volatilidad» del mercado de la automoción provocados por la covid-19, ha motivado la decisión de Mercedes de establecer un nuevo escenario de producción para este año, con 141.001 vehículos, 7.599 menos que los previstos en el mes de abril.

Asimismo, se reducirá la jornada de trabajo del turno de noche en el sector del montaje, que pasará de ocho a siete horas y media a partir del próximo lunes 5 de julio. EFE


Compartir

1 Comentario

Dejar respuesta