Vitoria: Alertan de futuras broncas entre hosteleros y clientes

La consejera vasca de Trabajo y Empleo, Idoia Mendia, ha considerado «muy positivo» el descenso del paro en 1.063 personas octubre respecto al mes anterior, aunque es consciente de que hay sectores como la hostelería que no acaban de recuperar el empuje previo a la crisis.

Mendia ha analizado los datos del desempleo en Euskadi, donde el número de personas que buscan empleo se sitúa en octubre un 0,89 % menos que en septiembre, con descensos en casi todos los sectores, franjas de edad, territorios, hombres y mujeres.

Respecto a octubre de 2020 hay 20.042 parados menos y se ha recuperado ya el 96 % del empleo destruido por la crisis del coronavirus.

Por ello, la vicelehendakari segunda y consejera ha transmitido un mensaje de confianza porque ya se pueden ver las cosas que se han hecho bien entre «gobiernos, empresas y trabajadores para llegar a esta situación tan sólida que nadie esperaba hace año y medio».

Perro también ha pedido prudencia «porque hay sectores que no terminan de recuperar la normalidad, por la fragilidad de muchas de las nuevas contrataciones y porque existen nuevas incertidumbres sobre la actividad económica».

Ha recordado que octubre es históricamente un mes inestable en cuanto a la evolución del empleo. Por ejemplo en 2020, en medio de la crisis del coronavirus, el paro se redujo en más de 6.000 personas, mientras que en 2019, aumentó.

El descenso de este año consolida a su juicio «la tendencia de reducción constante y sólida» que se viene produciendo desde septiembre del pasado año, como lo demuestra también el «aumento considerable» en la afiliación de la Seguridad Social en Euskadi, con un ascenso del 1,59 % intermensual y 15.248 cotizantes más.

No obstante Mendia reconoce que los índices de contratación no han tenido el comportamiento habitual en un mes como este y el factor principal se atribuye a la hostelería, «un sector que no acaba de recuperar el empuje previo a la crisis».

Por contra el sector industrial ya está en tasas de desempleo previas a la pandemia y este mes no se ha visto afectado por los problemas de suministros o del mercado eléctrico.


Compartir

1 Comentario

  1. La hostelería, cada vez peor. Tiende al autoservicio, como lo hicieron las gasolineras en su día. Se les sigue tolerando todo. Siempre han dado un pésimo servicio y ahora lo están empeorando. El 90% de los hosteleros ni son profesionales ni se aproximan a la profesionalidad. Solo saben llorar y le echan la culpa de su nefasto trabajo a los factores externos como las restricciones del COVID.

Dejar respuesta