Euskadi desactiva restricciones de horarios y aforos

La práctica totalidad de las restricciones en vigor en Euskadi para tratar de controlar la pandemia quedarán sin efecto a partir del próximo jueves.

Casi todas las limitaciones de horarios como de aforos y de grupos dejarán de ser efectivas una vez que la evolución de la covid se ha estabilizado en torno a poco más de los 60 casos por 100.000 habitantes de incidencia acumulada en 14 días y que haya bajado de manera importante la presión asistencial, con 34 enfermos en camas ucis.

Únicamente quedarán algunas prohibicione:

1.- Se mantiene la limitación del 80 % de aforo en eventos que se desarrollen en espacios cerrados en recintos con capacidad superior a las 5.000 personas.  Pero se llega al 100% en recintos abiertos como Mendi o San Mamés.

2.- Uso obligatorio de la mascarilla para mayores de seis años en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público. En entornos urbanos donde se producen aglomeraciones, así como en los bares y restaurantes salvo en el momento de la ingesta de alimentos o bebidas. Se mantiene la obligatoriedad del uso de la mascarilla en el transporte colectivo y en el privado cuando compartan vehículo personas no convivientes.

Por ello, se podrá consumir en la barra de los bares y ya no habrá aforo en los locales de hostelería, comercio y eventos culturales, salvo el caso citado.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha presidido este martes la reunión del consejo asesor del Plan de Protección Civil de Euskadi en el que se ha decidido poner fin a la emergencia sanitaria en la comunidad autónoma activada el 17 de agosto del año pasado.

De la misma forma, continuará en vigor la obligatoriedad de uso de mascarillas en interiores, y en exteriores cuando no pueda mantenerse la distancia interpersonal.

El Lehendakari ha explicado que la situación actual se corresponde con los parámetros establecidos en el Nivel 1 del Plan Bizi Berri para levantar las medidas limitativas de horarios, aforos y estructuración de las diferentes actividades, y es por ello que se decide desactivar la situación de Emergencia Sanitaria; aunque ha remarcado que es necesario mantener la prudencia, responsabilidad, compromiso y un espíritu positivo y constructivo. “Iniciamos una nueva etapa, es el momento del relanzamiento de Euskadi”, ha remarcado Urkullu.

AMPLIACIÓN

En esta «nueva etapa de vigilancia sanitaria» de la covid en Euskadi se mantendrá el uso obligatorio de la mascarilla en interiores y en exteriores cuando no se pueda mantener la distancia interpersonal.

En su comparecencia posterior a la última reunión del consejo asesor del Plan de Protección Civil, Urkullu ha estado acompañado por todos sus miembros, tanto técnicos como responsables políticos, a los que ha agradecido su trabajo.

El lehendakari ha dicho que la respuesta vasca a la pandemia es equiparable a la de los países «más avanzados del mundo» y ha citado que la «inmensa mayoría de la sociedad ha actuado con responsabilidad y compromiso» y que Euskadi se sitúa «en el grupo de cabeza» en vacunación.

Ha destacado que en la comunidad autónoma se han hecho «más test» que en otras comunidades, ha habido «menos personas hospitalizadas e ingresadas en UCI» y el incremento de fallecidos en el periodo covid «ha sido inferior» al del entorno.

Además, se han aplicado «menos medidas limitativas» en la cultura (abierta desde el 1 de junio), la hostelería (con 34 días de cierre), comercio (abierto desde que se levantó el confinamiento) y educación (con el 99 % de las aulas con presencialidad), y se han destinado 5.147 millones de euros extraordinarios a los sectores afectados.

Ha reconocido la labor del sistema sanitario y sociosanitario durante esta pandemia, así como del resto de servicios esenciales, y ha anunciado que con el levantamiento de la emergencia sanitaria será el Departamento de Seguridad el que se encargue del Plan de Protección Civil y el de Salud de la vigilancia sanitaria.

Hasta este martes, se han celebrado 34 reuniones del consejo asesor de este plan y se han aprobado 20 decretos con las medidas restrictivas que, en función de la evolución de la pandemia, se consideraban necesarias para controlar su propagación.

«Necesitaremos prudencia, responsabilidad, compromiso y un espíritu positivo y constructivo», ha añadido Urkullu, quien ha concluido haciendo un llamamiento a culminar el proceso de vacunación porque, ha sentenciado, la vacuna ha sido la «principal clave» que ha permitido este avance en la situación. EFE


Compartir

Dejar respuesta