La preocupación de los vascos por la covid ha caído a menos de la mitad en cinco meses y la pandemia es ya el tercer asunto que más les inquieta por detrás de los problemas laborales y la política.

El Gobierno Vasco ha hecho público el resultado de un Sociómetro basado en 3.333 encuestas realizadas entre el 27 de septiembre y el 1 de octubre.

Sobre los principales problemas de Euskadi, los relacionados con el mercado laboral son, con diferencia, los más mencionados por la ciudadanía, ya que un 59 % los cita dentro de los tres principales problemas.

En segundo lugar, a una distancia considerable, están los problemas relacionados con «la situación política, los políticos y el conflicto político» (17 %).

Los problemas ligados a la pandemia de la covid (16 %) se mencionan bastante menos que en ocasiones anteriores, ya que en mayo este porcentaje alcanzó el 39 % y ahora pasan del segundo al tercer lugar.

Los «problemas económicos» son mencionados en cuarto lugar con un porcentaje dos puntos inferior al de mayo (15 %). Tras estos cuatro, en torno a un 10 % de los vascos cita la «vivienda y desahucios» (11 %), «sanidad y Osakidetza» (11 %), «funcionamiento y cobertura de los servicios públicos» (10 %) o «delincuencia e inseguridad ciudadana» (9 %).

Según los datos del último barómetro del CIS, en el conjunto de España la preocupación por la pandemia (18 %) se sitúa en el quinto lugar, por debajo de los problemas laborales (53 %), la situación política (61 %), los problemas económicos (41 %) y la sanidad (19 %).

Además, dos tercios de la población de Euskadi (67 %) aseguran no tener problemas para llegar a fin de mes, mientras que el 7 % tiene muchos problemas y el 26 % «algunos» problemas.

El último año ha disminuido algo el porcentaje de personas que afirman tener problemas para llegar a fin de mes, del 36 % de 2020 al 33 % ahora.

La institución que genera mayor confianza entre los vascos es la Universidad (87 %), tras la que figuran las instituciones vascas, ya que más de siete de cada diez ciudadanos afirma confiar en ellas: Gobierno Vasco (78 %), diputaciones forales (73 %), ayuntamientos (72 %) y Parlamento Vasco (71 %).

Las instituciones que menor confianza generan en Euskadi son los bancos (16 %), la Monarquía española (17 %) y los partidos políticos (19 %).

El PNV es el único que aprueba en valoración ciudadana, con una nota de 5,2 en una escala de 0 a 10. Por debajo se sitúan el PSE-EE (4,4), EH Bildu (4) y Elkarrekin Podemos (3,9). Los partidos menos valorados son PP+Cs (1,8) y Vox (0,7).

Todos ellos, excepto estos dos últimos, mejoran su valoración en relación a los resultados del mes de mayo.

Con respecto a los líderes políticos, la nota más alta corresponde al lehendakari, Iñigo Urkullu, que alcanza un 5,5. En segundo lugar, también con un aprobado, se sitúa la portavoz de EH Bildu en el Parlamento Vasco, Maddalen Iriarte, (5,2), y a continuación la secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, (4,8) y la portavoz de Elkarrekin Podemos-IU, Miren Gorrotxategi (4,6).

En último lugar, la parlamentaria de Vox, Amaia Martínez, (2,8) y el líder de la coalición PP+Cs, Carlos Iturgaiz (1,9). También todos los líderes mejoran su valoración en relación a los resultados del mes de mayo, con excepción de este último.

En cuanto a la actitud sobre la independencia de Euskadi, un 38 % de la población estaría en desacuerdo, un 35 % a favor o en contra dependiendo de las circunstancias y un 22 % a favor. Solo un 6 % de los encuestados no contestan a la pregunta.

Respecto al Sociómetro anterior de mayo, disminuyen 3 puntos los contrarios a la independencia, aumentan en el mismo porcentaje quienes estarían a favor o en contra según las circunstancias y un punto los que se muestran favorables a la misma.

Como valoraciones generales, los vascos ven la situación política de Euskadi de forma positiva, ya que el 66 % opina que es buena o muy buena.

También es positiva la opinón sobre la situación económica, con siete de cada diez que opinan que es buena o muy buena (70 %).

En cambio, la mayoría piensa que tanto la situación política como económica de España son malas o muy malas, con el 71 % en ambos casos. EFE


Compartir

Dejar respuesta