cristales rotos
foto ajena a la información

Agentes de Policía Local detuvieron ayer a un joven de 19 años como presunto autor de un delito de robo con fuerza en un local de la calle Herrería.

El dueño fue quien avisó a la policía tras sorprenderle en el interior.

Antes cerró el local, dejando en su interior al joven que esperó sentado en la silla con una herida sangrante en la mano que se produjo al romper unos cristales para forzar la puerta y acceder al lugar.

El joven tenía consigo cinco teléfonos móviles. En vista de todo lo ocurrido, los agentes procedieron a su detención. Esta mañana pasará a disposición judicial.


Compartir

2 Comentarios

  1. Pues el dueño del local que le pida a la virgencita que el chorizo no lo denuncie a él por retención ilegal al dejarlo cerrado dentro hasta la llegada de la policía y si ocurriera, que en ningún momento afirme que él cerró con llave la puerta de acceso sabiendo que el tipo estaba dentro, que diga que estando el local cerrado, oyó ruidos extraños en el interior y entonces, preocupado, llamó a la policía.

Dejar respuesta