(EFE).- El Instituto Vasco de la Mujer, Emakunde, ha mostrado su «más enérgica repulsa» por el asesinato de una mujer en Vitoria a manos supuestamente de un hombre que ha sido detenido tras confesar que la mató y descuartizó el pasado miércoles y que luego arrojó sus restos al río Zadorra.

En una nota de prensa, Emakunde ha trasladado su apoyo a la familia de la mujer y a su entorno y, a la espera de que avance la investigación y que se levante el secreto de sumario, ha pedido a la sociedad que «muestre una actitud activa hacia la violencia contra las mujeres».

El presunto asesino conocía a la víctima, aunque al parecer no mantenían una relación afectiva.

El hombre, de 43 años, confesó anoche a la Ertzaintza que asesinó y descuartizó a la mujer, de 60 años, el pasado miércoles en su casa del casco histórico de la capital alavesa para después arrojarla al cauce del Zadorra, donde hoy se han localizado algunos restos mortales.

El Ayuntamiento de Vitoria también ha mostrado su «más absoluta repulsa» por este asesinato en una declaración institucional en la que anuncia también que pone a disposición de la familia de la víctima los recursos de que dispone.

En la declaración difundida, el consistorio vitoriano también reitera que «la violencia contra las mujeres es un problema de orden social, un problema político y público», con origen «en el sistema patriarcal que posibilita y mantiene la desigualdad y la subordinación de las mujeres en todos los ámbitos y órdenes de la vida».

El Ayuntamiento de Vitoria se ha comprometido a seguir profundizando y poniendo en marcha las medidas «eficaces, efectivas, ágiles y directas para que este tipo de situaciones no se vuelvan a dar nunca más».

También ha reiterado que continuará destinando «recursos económicos y humanos para lograr una igualdad real y para luchar contra la violencia de género en todas sus expresiones» y que se compromete a prestar una «especial atención» a la prevención y sensibilización sobre la violencia de género, incidiendo en la juventud, y ha apelado a todas las instituciones a hacer lo propio.

Finalmente el Ayuntamiento de Vitoria ha llamado a la ciudadanía a participar mañana al mediodía, ante la fachada de la casa consistorial, en una concentración de cinco minutos para condenar este «brutal asesinato».

El movimiento feminista de Vitoria ha convocado también una concentración esta tarde en la Plaza de la Virgen Blanca para denunciar este «asesinato machista».



Dejar respuesta