El nuevo presidente del PP vasco, Javier de Andrés, elegido para el cargo con el 97,39 % de los votos de los compromisarios inscritos en el XVI Congreso regional, se pone desde hoy al frente de la formación con el reto de ensanchar su electorado y «plantar cara» al resto de partidos que están en la «órbita de Pedro Sánchez».

Con el aval de la dirección del partido y respaldado en su elección en el congreso de Vitoria por el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, y otros líderes de la formación como la secretaria general, Cuca Gamarra, De Andrés, que era el único candidato, sustituye en el cargo a Carlos Iturgaiz con la misión inmediata de posicionar a los populares en un papel relevante en la política vasca tras los malos resultados que obtuvieron en los comicios de 2020.

Entonces el PP, que concurrió en coalición con Ciudadanos, fue relegado a la quinta fuerza política en representación parlamentaria, con 60.650 votos, el 6,71 % del total de los sufragios. Lograron 6 de los 75 escaños aunque ahora tienen un parlamentario menos al pasarse al Grupo Mixto uno de los dos los representantes del partido naranja, mientras que el otro se integró en el PP.

Aunque estos resultados no se pueden comparar con elecciones nacionales y municipales, en las últimas citas electorales el PP ha subido en votos. En los comicios municipales del pasado 28 de mayo consiguió casi 85.000 votos (8,36 % del total) y en las generales del 23 de julio más de 131.000 (11,56 %).

Con el respaldo mayoritario que ha obtenido hoy de los afiliados, el ex delegado del Gobierno en el País Vasco, ex diputado general de Álava y actual diputado en el Congreso, escaño que recuperó por Álava en las elecciones generales, De Andrés será el candidato del PP a lehendakari en los comicios vascos que aún no tienen fecha pero que tienen que celebrarse antes del mes de julio.

De Andrés ha designado como número dos a la concejala del PP en el Ayuntamiento de Bilbao, Esther Martínez, que sustituye en la Secretaría General a Laura Garrido, y se ha puesto como reto atraer los votos de quienes desconfían del resto de los partidos vascos que están en la «órbita» de Pedro Sánchez.

En presencia de Feijoó y en clave nacional, De Andrés ha denunciado que la Ley de Amnistía acordada por el PSOE con los independentistas catalanes supone la «ruptura» del Estado de Derecho y de la igualdad delos ciudadanos españoles.

Tras agradecer la labor desarrollada por los anteriores presidentes del PP vasco en medio del «embate del terrorismo etarra», el líder de los populares vascos ha hecho una defensa del autogobierno vasco para que en Euskadi «no se ejecute la política económica de Sánchez ni la social de Irene Montero» como ocurre en comunidades gobernadas por el PP como Andalucía, Madrid o Galicia.

Ha criticado el modelo de la izquierda que «quiere cambiarlo todo» y el del nacionalismo que tiene un modelo «idealizado y utópico» y ha asegurado que es el PP el que conoce la Euskadi real muy alejada de esos proyectos. «Ser vasco es una forma de éxito de ser español», ha exclamado.

De Andrés sustituye a Iturgaiz, que fue elegido presidente del PP vasco el 8 de octubre de 2020 pero no en un congreso, sino por la Junta Directiva regional.

Meses antes había dimitido del cargo Alfonso Alonso después de que el entonces líder del partido Pablo Casado le comunicara que no contaba con él para ser el candidato a lehendakari en las elecciones autonómicas al haber perdido la confianza de Génova por las discrepancias que surgieron en torno a la candidatura conjunta con Ciudadanos en las elecciones vascas. EFE

 

El PP se renueva con Javier de Andrés buscando votos del PNV

El PP vasco celebra hoy su XVI Congreso en el que renovará el liderazgo con la figura del alavés Javier de Andrés, al que Alberto Núñez Feijóo ha encomendado lanzarse a por el voto del PNV ante las elecciones de 2024 en Euskadi, sin fecha aún, que tienen que celebrarse antes de julio.

El actual diputado en el Congreso, exdelegado del Gobierno en Euskadi y exdiputado general de Álava será el encargado de relevar a Carlos Iturgaiz, un líder elegido por Pablo Casado, y tiene la tarea de mejorar su apoyo electoral en País Vasco, uno de los flancos débiles del PP junto con Cataluña.

En los comicios vascos de 2020 el PP, que concurrió en coalición con Ciudadanos, fue relegado a la quinta fuerza política en representación parlamentaria, con 60.650 votos, el 6,71 % del total de los sufragios. Lograron 6 de los 75 escaños aunque ahora tienen un parlamentario menos al pasarse al Grupo Mixto uno de los dos los representantes del partido naranja, mientras que el otro se integró en el PP.

Aunque estos resultados no se pueden comparar con elecciones nacionales y municipales, en las últimas citas electorales el PP ha subido en votos. En los comicios municipales del pasado 28 de mayo consiguió casi 85.000 votos (8,36 % del total) y en las generales del 23 de julio más de 131.000 (11,56 %).

En Vitoria y como candidato único De Andrés se hará hoy con las riendas de la formación arropado por su jefe de filas, Alberto Núñez Feijóo, por dirigentes como la secretaria general, Cuca Gamarra, y los vicesecretarios generales de Organización y Cultura, Miguel Tellado y Borja Sémper.

Ante sí tiene el reto de engrasar la maquinaria del PP vasco, después de que el partido haya tenido que azuzar a la militancia para que se movilizara ante el congreso y ampliase el plazo por el bajo número de afiliados que se había apuntado para ser compromisarios.

A su lado tendrá a Esther Martínez, portavoz del PP en el Ayuntamiento de Bilbao, como secretaria general, con la que mantiene además el habitual equilibrio territorial en los principales puestos dirigentes del PP del País Vasco.

Con el lema «Mirando al futuro/Aurrera begira», en su congreso el PP vasco buscará además una imagen de unidad. Tomarán la palabra tanto el líder saliente, Carlos Iturgaiz, como su antecesor, Alfonso Alonso, quien dimitió como presidente del PP vasco en 2020, tras comunicarle la dirección nacional del partido, entonces en manos de Casado, que no contaba con él como candidato a lehendakari.

Alonso y Casado se enfrentaron por la decisión del PP nacional de imponer la candidatura conjunta autonómica entre el PP y Ciudadanos.

Al PP vasco el PP le ha encomendado luchar por los votantes de derecha y conservadores que no vean con buenos ojos los pactos del PNV con Pedro Sánchez. Su receta para lograrlo es la reivindicación del autonomismo, mientras que se opone a la autodeterminación.

El PP nacional ha sido además muy beligerante con la foto y el acuerdo entre PSOE y EH Bildu.Al PP sus adversarios en Euskadi le reprochan los acuerdos con Vox, que defiende posturas recentralizadoras.

El XVI Congreso del PP vasco coincide además con un momento de alto voltaje político cuando el PSOE ultima un acuerdo con el independentismo catalán para formar Gobierno, que pasa por laaprobación de una amnistía y que necesita también de los votos de PNV y de EH Bildu. EFE



3 Comentarios

  1. así da la sensación que tiene el apoyo de todos, jajajajajaja, es para intentar parecer que eres fuerte dentro del partido sin serlo…. le quedan dos telediarios….

Dejar respuesta