No deja de ser una curiosidad. Los bomberos no tuvieron que intervenir finalmente. Pero esta semana fueron al rescate de un gato que estaba atrapado en el motor de un vehículo.

Ocurrió en la calle Los Herrán de Vitoria. Pero no tuvieron que intervenir, cuando se acercaban al lugar, el gato «huye». Es una de las actuaciones de los bomberos vitorianos. Tiene guasa la de confundir rotura de fachada con palomas… Pero hay más que resumimos:

VANDALISMO: Dos contenedores quedaron totalmente destruidos por un incendio en Ignacio Aldecoa.

SUSTO: En Sierra de Aralar, una niña quedó atrapada entre 2 barrotes de una valla. Se pudo liberar y fue atendida por sanitarios.

LLAMAN POR CAÍDA DE CASCOTES, PERO…Un ciudadano avisó que podía caer cascotes a la terraza de un bar de la Plaza de España. La dotación de bomberos revisó la fachada y no
observa ningún desperfecto. Se detectan muchos residuos de palomas que puede ser lo que ha caído a la vía pública.



1 Comentario

Dejar respuesta