jazz vitoria
jazz vitoria

El Festival de Jazz de Vitoria ha decidido ofrecer conciertos muy reducidos la semana que viene, entre el jueves 16 y el domingo 19, ante el aplazamiento de su 44 edición, con el fin de que los aficionados puedan disfrutar de una pequeña dosis de jazz.

Responsables del certamen y el consejero vasco de Cultura, Bingen Zupiría, han anunciado este viernes que la solución adoptada para sustituir el aplazamiento del festival debido a la pandemia de coronavirus es el «Jazz VG Club», un club de jazz en la sala The Garage de Vitoria, que ofrecerá actuaciones dobles con un aforo máximo de 200 personas de viernes a domingo a partir de las ocho de la tarde.

Le precederá un concierto el jueves, día 16, en el Jardín Botánico de Santa Catalina, al que solo se podrá acceder con invitación.

Ese día se podrá escuchar el jazz renovador de la banda Triology y la propuesta de la polivalente vocalista, pianista y violonchelista Lara Vizuete, que se está haciendo un hueco en el jazz nacional.

El ciclo continuará el viernes 17 en la sala The Garage con el cuarteto liderado por Rubén Salvador, que ofrecerá un repertorio con composiciones propias y adaptaciones de viejos clásicos.

En la segunda parte de esa velada, el Jazz VG Club rendirá homenaje a Charlie Parker en su centenario, de la mano de Ernesto Aurignac, uno de los saxofonistas más destacados del jazz europeo e internacional, con un concierto cargado de lirismo e intensidad, según ha anunciado la organización en un comunicado.

El sábado 18 será la cantante bilbaína Noa Lur quien coja el testigo. Premiada como una de las mejores voces jóvenes del jazz europeo en el Festival Internacional Nomme Jazz, de Estonia, Noa Lur ha sido telonera de Bobby McFerrin y Troublemaker, entre otros.

La noche continuará con un concierto basado en el disco In Sides del contrabajista Javier Moreno.

El domingo 19 concluirá este ciclo con dos músicos gallegos: el pianista y compositor Abe Rábade abrirá la noche, que continuará con el grupo de Baldo Martínez, que presentará su proyecto «Vientos cruzados».

Los conciertos se llevarán a cabo con todas las garantías sanitarias, de ahí que el aforo se limitará a 200 personas con el fin de garantizar la distancia social.

No obstante, para aquellos aficionados que no tengan la oportunidad de acudir, las actuaciones se retransmitirán en streaming en la web www.jazzvitoria.com, página donde desde hoy se pueden adquirir las entradas.

A principios de junio los responsables del Festival de Jazz de Vitoria decidieron no celebrar la 44 edición por la crisis sanitaria de covid-19, al igual que hizo el festival de Getxo (Bizkaia), mientras que el Jazzaldia de San Sebastián decidió mantenerlo en las fechas previstas, del 22 al 26 de este mes, pero con un formato algo más limitado. EFE


Compartir

Dejar respuesta