El festival Cine Invisible vuelve a Bilbao y Vitoria

El Festival Internacional de Cine Invisible «Film Sozialak», comprometido con la Agenda 2030, vuelve a los Cines Golem del Azkuna Zentroa, este año de manera presencial, con 81 películas que tratan temas como la sostenibilidad, la igualdad de género, la interculturalidad y los Derechos Humanos.

Después de recibir 1.026 proyectos, el festival solo llevará a concurso 81 metrajes, representando a 45 países, y con la distinción de que más de la mitad de las películas han sido dirigidas o producidas por mujeres, habiendo previsto así 500 proyecciones en un mes en diferentes municipios además de Bilbao como Getxo, Mungia, Erandio, Leioa, Portugalete o Vitoria, entre otros.

El festival, organizado por la ONG Kultura Communication y Desarrollo (KCD ONGD), ha sido presentado este miércoles por su director Juan Carlos Vázquez, quien ha compartido la reflexión de que, después de la pandemia, «se ha demostrado que somos frágiles e interdependientes».

Al hilo de esto, ha querido destacar que Cine Invisible «Film Sozialak» «busca generar alianzas y conciencia social», una idea que el viceconsejero de Derechos Humanos, Memoria y Cooperación del Gobierno Vasco, José Antonio Rodríguez ha secundado y ha hecho hincapié en que «es mucho más que una proyección».

La concejala de Cooperación, Convivencia y Fiestas del Ayuntamiento de Bilbao, Itziar Urtasun, por otro lado, ha afirmado que el festival «no solo sirve hablar de Derechos Humanos, las acciones también están ahí», y que se trata de «una herramienta para rechazar, combatir y tejer redes con diferentes países».

Por esa misma labor a favor de la justicia social, el festival colabora con centros educativos como institutos o centros de Formación Profesional, en los que ha proyectado obras audiovisuales desde el pasado día 4 de octubre, una colaboración «imprescindible que contribuye a desarrollar el espíritu crítico tan necesario» según Teresa Laespada, diputada foral de Empleo, Inclusión Social e Igualdad de Bizkaia.

Además, durante el festival se proyectarán los dos cortometrajes ganadores de Invisible Express, un certamen en el que, este año, han participado más de 200 alumnos de la UPV/EHU, guiados por el tema propuesto por los organizadores: los delitos de odio.

Sobre la vuelta a lo presencial, Juan Carlos Vázquez ha subrayado su importancia en el cine y que a los impulsores del certamen «nos da mucho miedo la moda de que cada uno vea el cine en su casa».

Sin embargo, debido a la situación sanitaria, Vázquez ha lamentado no poder ofrecer el servicio de guardería que otros años facilitaba a muchos el acudir a las citas del festival.

En la presentación, además, tanto los organizadores como los representantes de las instituciones colaboradoras han querido denunciar la violencia machista recordando el asesinato de una mujer en Vitoria el pasado martes.

En ese marco del compromiso social del festival, también se han presentado dos obras: «Luminiscenteak», de Igone Mariezkurrena e Irantzu Pastor, que relata testimonios sobre violencias invisibles contra las mujeres y «DOXANDEM», un documental todavía en proceso y dirigido por Saliou Sarr, que narra el retorno del activista y escritor senegalés Mamadou Dia a su pueblo de origen.

Cine Invisible «Film Sozialak» se desarrollará, con la presencia de 20 cineastas, entre el 14 y el 21 de octubre, con los Cines Gólem Alhóndiga como sede principal. EFE


Compartir

Dejar respuesta