Pone
foto ajena a la información

Efectivos de la Ertzaintza detuvieron durante la mañana de ayer, lunes, en Santurtzi a un varón de 33 años de edad, al que se acusa de traficar con hachís y cocaína en el establecimiento hostelero que regenta. En el local se incautó cierta cantidad de sustancias estupefacientes y envoltorios para envasar y distribuir las dosis.

A comienzos de este año comenzaron a establecerse dispositivos de vigilancia en torno a un bar ubicado en Santurtzi,  el cual con anterioridad ya había sido objeto de operativos antidrogas, que culminaron con la detención el  16 de febrero de un camarero del mismo acusado de traficar con sustancias estupefacientes.

 En las semanas siguientes se pudo detectar  la continua entrada de personas al mismo que permanecían  escasos minutos en el interior sin tiempo suficiente para realizar consumición alguna, circunstancia que evidenciaba que en dicho local seguían llevándose a cabo actividades relacionadas con el tráfico de drogas. Por ello se puso en  marcha de nuevo una vigilancia activa del establecimiento, procediendo a interceptar a algunos de estos clientes a la salida del mismo y pudiendo confirmar que el motivo de su visita había sido adquirir hachís o cocaína.

Ante esta situación en la mañana de ayer se llevó a cabo una entrada y registro en el local localizando cierta cantidad de sustancias estupefacientes junto a envoltorios para envasar y distribuir las monodosis, por lo que de inmediato se procedió a la detención del responsable del establecimiento acusado de un delito de tráfico de drogas.

El arrestado, que cuenta con numerosos antecedentes policiales habiendo incluso estado acusado de pertenecer a una banda criminal dedicada a la venta de sustancias estupefacientes, fue trasladado a dependencias policiales con el fin de llevar a cabo los pertinentes trámites para próximamente ser puesto a disposición judicial.

 



Dejar respuesta