En el debate sobre el estado de la ciudad, Miren Larrion ha aportado nuevos datos sobre la repercusión práctica del acuerdo en el IAE que el Partido Nacionalista Vasco, Partido Popular y SEA (empresarios alaveses) han alcanzado. En definitiva, “un mal pacto para Vitoria, nefasto, que pierde y se mete en un agujero económico todavía mayor al actual. No sale de un problema para meterse en otro más grande”, ha señalado la portavoz soberanista.

Según ha explicado, “el nuevo agujero económico se crea porque se rebaja a la mitad el Impuesto de Actividades Económicas perdiendo solo en el ejercicio 2016 8,6 millones de euros y en el resto de los años de legislatura, otros 21 lo que hace un total de casi 30 millones”.

Para EH Bildu Gasteiz, esto condiciona de una manera “muy importante” el presupuesto de 2016 que nace con un agujero de 40 millones de euros. Este montante es la suma del impacto del IAE, los gastos del 2015 aplazados al 2016 y los descensos esperados en el IBI y otros impuestos “si se aplica de verdad a los ciudadanos la rebaja que les corresponde por el descenso de los valores catastrales”. EH Bildu también ha extrapolado el impacto de todos estos conceptos en la legislatura y se cuantifican en 91,6 millones de euros.

“El pacto con el SEA supone poner a la ciudadanía de Gasteiz más cerca de la intervención económica, más cerca de que este consistorio sea teledirigido desde Madrid”, ha concluido Larrion.



Dejar respuesta