Opinión Norte Exprés.

El candidato del PNV a las JJGG de Álava, Ramiro González, ha comparecido hoy ante más de un centenar de representantes de la sociedad y economía del Territorio. Y aunque, medio aforo lo tenía controlado antes de empezar, había empresarios de nivel que estaban esperando con los cuchillos afilados. No por el ponente, sino porque es político y esa profesión genera ya muchas dudas.

Su discurso, de una media hora de duración, ha sido importante. El mejor en este tipo de actos. Ameno, expositivo, contundente, crítico y con lanzamiento de propuestas. Ha sido capaz de mantener la atención. Y a las 9 de la mañana eso no es fácil, porque los ejecutivos están con la cabeza en otro sitio.

No ha faltado nadie. Patronal, cámaras de comercios, consejeros, empresarios, periodistas, dirigentes…

Pasaba un examen. Y lo ha hecho con nota. No ha faltado de nada, ya que este tipo de eventos suelen ocuparse con vaguedades. Y ha sido todo lo contrario.

Ha metido mano a la subida de impuestos, a la estrategia de crecimiento y ha hecho cuatro propuestas significativas: mesa para salir de la crisis, arreglo de la subida del 41 por ciento en el IAE, cambio de la Ley de aportaciones y centro aeronáutico en Foronda.

Sin duda, dos orejas y rabo. Cuando se hace bien lo decimos, también. Ha presentado su candidatura a la presidencia foral. Va en serio.


Compartir

1 Comentario

  1. Lástima que el PNV haya renunciado a conseguir la alcaldía de Gasteiz, es incomprensible que presente a un candidato tan endeble y quemado con un discurso caduco y el mismo envuelto en posibles sombras y dudas por su «colocación» en el Ayuntamiento como funcionario. Ramiro duro oponente a De Andrés, y es caballo ganador.

Dejar respuesta