cableado electrico

Agentes de la Ertzaintza detuvieron este lunes a cuatro personas que llevaban en una furgoneta unas bobinas de cableado telefónico valoradas en alrededor de 5.700 euros, material que había sido sustraído en una empresa de Vitoria, ha informado la policía vasca.

El arresto se produjo en un control en la autopista AP-68 en Orozko (Bizkaia), hacia la una y media de la tarde de ayer. Los agentes de Tráfico pararon una furgoneta en la que viajaban cuatro personas, y observaron que en la parte trasera portaban cuatro bobinas de cableado telefónico.

Preguntaron a los ocupantes del vehículo por su procedencia y los sospechosos no supieron dar una explicación coherente acerca del origen de este material.

Tras varias averiguaciones, se comprobó que las bobinas habían sido sustraídas de un contenedor cerrado, ubicado en una empresa del polígono industrial de Júndiz, y que su valor era de unos 5.700 euros.

Por ello, se arrestó a estas cuatro personas, tres mujeres de 60, 47 y 41 años y un varón de 41 años.

Todos tienen antecedentes policiales, y de hecho, la mujer de más edad ha sido detenida por la Ertzaintza en 30 ocasiones y el hombre en 23. Esta mañana han sido puestos a disposición judicial. EFE


Compartir

7 Comentarios

  1. «Mujer de 60 años detenida por 30ª vez». Dícese de ejemplar de especie especialmente protegida a pesar de que no esta en peligro de extinción.

  2. Si de verdad queremos ofrecer eficacia tanto judicial como policial, además de detener a los manguis, hay que clausurar las chatarrerías y las empresas que compran material robado.
    Si un ladrón roba cobre o chatarra y las empresas de reciclaje fueran serias, no pagaran dinero en mano, y no compraran metal de dudosa procedencia, se acabó la delincuencia.
    Cuando retiran chatarra de la empresa donde yo trabajo nos piden el NIF, y el número de cuenta para hacer el ingreso y que quede registrado.
    Creo que hay un trasfondo y un negocio oculto que ampara y financia a todos estos kinkis.

Dejar respuesta