Ertzaintza

Siete personas han sido detenidas en San Sebastián, Andoain, Irura y Pamplona en una operación conjunta llevada a cabo por la Ertzaintza, la Policía Nacional y la Policía Foral de Navarra en la que se ha desarticulado una banda asentada en Gipuzkoa al que se le responsabiliza de 28 robos a empresas (un a de ellas alavesa).

Agentes de Servicio de Investigación Criminal Territorial de la Ertzaintza en Gipuzkoa, de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Policía Nacional de Navarra y de la Brigada de Delitos Económicos y contra el Patrimonio de la Policía Foral de Navarra, coordinados desde el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado, (CITCO), han llevado a cabo el operativo, denominado «Durad».

De los diez integrantes del grupo, siete de ellos, con edades comprendidas entre los 22 y los 60 años, fueron detenidos en esta operación desarrollada en varias fases y de manera coordinada por los tres cuerpos policiales a lo largo de los días 27 y 28 mayo pasado en las localidades guipuzcoanas de Irura, Andoain y San Sebastián, así como en la capital navarra, ha informado este lunes el Departamento vasco de Seguridad.

Otros dos componentes del grupo figuran en calidad de investigados mientras el décimo se encuentra recluido, por otra causa, en la cárcel de Martutene, aunque aprovechaba sus permisos para participar en asaltos a empresas junto con el resto de componentes del grupo, señalan las fuentes.

Los agentes policiales han practicado un total de diez registros en los que se incautaron de abundante herramienta destinada a los robos, documentación, teléfonos móviles, dinero, armas simuladas, además de un vehículo.

Dos de los cabecillas fueron arrestados en otro operativo similar llevado a cabo por la Ertzaintza en 2014, tras lo cual ambos ingresaron en prisión.

Las pesquisas policiales se iniciaron a finales de 2019 tras detectar el incremento de robos con fuerza en empresas en Gipuzkoa a lo largo del segundo semestre de ese año.

A raíz de los datos recabados y las labores de vigilancia realizadas sobre los integrantes de la banda, los investigadores lograron obtener la suficiente información para atribuir a sus integrantes la comisión de un total de 28 robos con fuerza en empresas y estaciones de servicio, 20 de ellos cometidos en Gipuzkoa, 6 en Navarra, uno en Álava y otro en Bizkaia.

Tras la puesta a disposición judicial de los detenidos, el pasado viernes el titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Tolosa decretó el ingreso en prisión de uno de los investigados y la libertad con cargos del resto, con la obligación de comparecer ante la autoridad judicial cuando fueran requeridos.

Los investigadores continúan con el estudio de todas las evidencias intervenidas, ya que no descartan que se obtengan datos sobre otros hechos delictivos de la banda.EFE


Compartir

Dejar respuesta