Vista panoramica de Izki. irekia

La Agencia Vasca de Meteorología, Euskalmet, ha pronosticado una Semana Santa caracterizada por un comienzo primaveral, con predominio del viento sur y unas temperaturas máximas que el jueves, 1 de abril, superarán ampliamente los 20 °C.

Sin embargo, a partir del viernes, 2 de abril, el viento cambiará y pasará a ser de componente norte, lo que provocará un descenso progresivo de las temperaturas y la posibilidad de que llueva, especialmente durante la jornada del lunes, 5 de abril.

Según Euskalmet, las temperaturas más altas de este periodo se esperan para la jornada del jueves con valores máximos que superarán los 20 ºC, especialmente en la vertiente cantábrica.

Si bien no se prevé lluvia, el ambiente no será soleado ya que se esperan nubes y probablemente polvo en suspensión. El viento reinante será de componente sur, intenso de madrugada y amainando con el paso de las horas.

A partir del viernes el tiempo irá cambiando, esperándose un descenso paulatino de las temperaturas, sobre todo de las máximas, si bien durante esta jornada todavía podrían estar cerca de la barrera de los 20 ºC. A partir de aquí, el viento sur dará paso a varios días con predominio del viento de componente norte.

Además del descenso térmico, es muy probable que a lo largo del viernes llueva ligeramente.

Esta situación meteorológica podría tener continuidad de cara al sábado y domingo, con temperaturas a la baja, máximas que rondarán los 15 ºC, siendo probable que se produzca algún chubasco disperso.

El día más frío de la Semana Santa será probablemente el lunes, 5 de abril, jornada en la que las temperaturas máximas podrían no alcanzar los 15 °C. Asimismo, se trata de la jornada en la que existe mayor probabilidad de lluvia, especialmente durante la segunda mitad del día.


Compartir

Dejar respuesta