CRONICA AZKENA: Stray Cats luce en el arranque del Festival

0
Motor Gorbea – JULIO 19
entreseccion_noticia

Por Javier Domaica . (EFE).- Los neoyorquinos Stray Cats lucieron tupé para celebrar su 40 cumpleaños sobre los escenarios en el arranque de un Azkena Rock que retrotrajo a sus asistentes al rock and roll y rockabilly de los años 80 y no pudieron evitar mover sus pies al ritmo que marcaron Brian Setzer, Lee Rocker y Slim Jim Phantom. (foto @azkenarockfest)


Fue su único concierto en España, el inicio de su gira, y se notó por parte de un público que se volcó con la banda estadounidense que, a su vez, tuvo una gran puesta en escena para recordar sus mejores temas.

El comienzo fue tranquilo, pero el contrabajo y la guitarra de los ‘gatos’ se conjugaron para activar al público con Stray Cat Strut y entrar en calor con el Be-Bop-A-Lula o Sexy & 17, aunque también tuvieron tiempo de versionar la reconocida Misirlou de Dick Dale.

La jornada del viernes puso en órbita a los rockeros que llegaron a la capital vasca desde numerosas partes de España y el extranjero, pero que se reunieron desde el jueves en la plaza de la Virgen Blanca, para prepararse con los locales Delenda Est, los bilbaínos Los Brazos y las escocesas The Amorettes, que mostraron su hard rock y dieron paso a otra mujer, Tami Neilson, que este viernes dejó huella y acompañó con su country el vermú de los asistentes.

La fiesta se trasladó por la tarde al recinto de Mendizabala, donde el quinteto ítalo-bilbaíno Micky and The Buzz dieron el pistoletazo de salida en el escenario Love, seguidos por Giante y el esperado punk de Surfbot, para dar paso a The Living End, en su única actuación del año en España, cuando el festival empezó a tomar cuerpo.

Prácticamente en el mismo espacio de tiempo, pero en zonas diferentes, coincidieron dos de los grupos que levantaron mucha expectación, al margen de los cabezas de cartel. Lucero, que mostró su variedad musical con un sonido muy fresco, alternado con baladas con la voz rasgada de Ben Nichols.

Mientras, en el otro lado, Deadland Ritual, generó expectación debido al liderazgo de Geezer Butler (Black Sabbath) y la animación de Franky Pérez (Apocalyptica).

Los platos fuertes del día llegaron a las 20:45 horas con Stray Cats, al que se acercaron la mayoría de los «azkeneros», dispuestos a viajar en el tiempo con este grupo estadounidense.

Entre la actuación de los dos cabezas de cartel, fue el turno para Blackberry Smoke que completó una de las mejores actuaciones de la noche con acordes que recordaban a Lynyrd Skynyrd, pero que hicieron cantar a la multitud con su versión más guitarrera de Come Together de Los Beatles.

Los psicodélicos The B-52s sorprendieron con una puesta en escena transgresora y con un sonido que arrancó con poca potencia, pero terminó mejor con temas como Dance This Mess Around, Love Shack o Rock Lobster.

Los más «canallas» coparon el espacio Trashville para divertirse con la Lucha Extrema Mexicana en el Rat Hole y disfrutar de la esencia de una pequeña sala de conciertos con un ambiente más íntimo y cercano, con propuestas muy guitarreras que cerraron el primer día.

La noche se completó en el resto de los escenarios con Glassjaw y The Hillbilly Moon Explosion que pusieron el broche de la jornada en los escenarios al aire libre.

Para el sábado, el Azkena Rock Festival será aún más duro con grupos que portarán más metal en un segundo día que se abrirá en el centro de Vitoria con Danny & The Champions Of The World y que culminará con Wilco y The Cult en el escenario principal. EFE

Compartir

Dejar respuesta