Colegios concertados en Euskadi camino de la gratuidad

El Departamento de Educación tomará medidas para «reforzar el control de las cuotas» que cobran los centros educativos concertados y trabaja ya en la elaboración de un «inventario» para «identificar en detalle qué tipo de cuotas se están cobrando» con el objetivo de «autorizar únicamente aquellas» que sean por servicios no educativos.

Así lo ha dicho el lehendakari, Iñigo Urkullu, en el pleno de control al ser preguntado por la portavoz parlamentaria de Elkarrekin Podemos-IU, Miren Gorrotxategi, sobre esta cuestión de las cuotas en los centros concertados, algo que la representante de la formación morada ha recordado que es «ilegal».

El lehendakari ha insistido en el compromiso de su Gobierno con la educación pública y ha recalcado que las «garantías de gratuidad» se han recogido en el articulo 34 del anteproyecto de Educación, basado en el acuerdo en materia de educación que también respaldo la formación morada, ha añadido.

Urkullu ha indicado que con la aprobación de esta norma se establecerá «por ley que los centros concertados no podrán recibir dinero de las familias por los servicios educativos. Solo se podrán cobrar servicios complementarios, es decir transporte o comedor por ejemplo».

También ha dicho que se van a reforzar las medidas de seguimiento y control. Así ha indicado que se está poniendo en marcha un nuevo proceso: primero se va a elaborar un inventario para identificar el tipo de cuotas que se están cobrando y autorizar únicamente aquellas que sean «no educativas».

Después se publicarán en la web para que quienes matriculen a sus niños en un centro sepan «qué tipo de cuotas cobra y cuál es su finalidad. Serán cuotas voluntarias por servicios no educativos», ha dicho Urkullu.

«La prioridad por la educación públicas del Gobierno Vasco es innegable y así lo hemos recogido en el pacto por la educación, y en la futura ley también se hará patente», ha subrayado el lehendakari.

Gorrotxategi ha asegurado que el tema de las cuotas no es algo «excepcional», sino que ocurre frecuentemente, y ha afirmado que este lunes se supo que una familia en Bilbao había denunciado a dos centros educativos por el «cobro de cuotas ilegales».

Urkullu ha dicho que la inspección educativa está estudiando ese caso y que adoptará las medidas pertinentes para garantizar que el marco legal se cumple.

Gorrotxategi ha insistido en que da la sensación de que «no existe un interés» de que se sepa cuál es la realidad del cobro de las cuotas en las escuelas concertadas, que están «prohibidas» desde 1985. También se ha referido a un informe reciente del Eustat que dice que «el 24 % de la financiación de los centros concertados venía de las cuotas que se cobraba a las familias».

«¿Cuándo cree este Gobierno que va a tener la capacidad de hacer cumplir la ley y acabar con el cobro de cuotas encubiertas que no solo son un ‘vox populi’ sino que un organismo de este gobierno ha cuantificado?», ha interpelado la portavoz de Elkarrekin Podemos-IU. EFE



Dejar respuesta