Compresas de tela

Uxue Urzelai desarrolla desde la localidad alavesa de Zuia un proyecto centrado en el cuidado de las mujeres, entre los que incluye la elaboración a mano de productos de higiene. Las compresas de tela son su bandera.

Son artesanas, 100% de algodón orgánico. Pero no se queda ahí, también elabora discos de lactancia del mismo material y refuerza productos con servicios: Acompañamiento durante el embarazo, parto y post parto. Y sesiones de Yoga en estas etapas.

Las compresas se venden desde los 10 euros y tienen una vida útil de «al menos 3 años. Pudiéndolas usar 1 o 2 veces en cada ciclo. Es decir, alrededor de 80-100 usos», cuenta la protagonista de nuestra entrevista.

¿Tienen éxito las compresas de tela?

Sí, cada vez más. Por una parte porque la conciencia ecológica es mayor y, por otra parte, porque cada vez son mas las mujeres que asocian algunos problemas ginecológicos al uso de las compresas y tampones convencionales.

¿Cuál es la diferencia respecto a las convencionales?

La diferencia es increíble. Las compresas de tela no llevan ni blanqueantes, ni químicos, ni ambientadores, ni plásticos, ni similares que afectan a la salud vulvar y ginecológica.

Además, ecológicamente son una barbaridad, tanto en la producción como en la gestión de residuos posterior. Las compresas de tela tienen al menos una vida útil de 3 años, por lo que dejamos de usar cientos de compresas desechables. Las compresas de tela son 100% algodón orgánico, respetuoso para el medioambiente y la salud vulvar y ginecológica. Además, con las compresas de tela tenemos la oportunidad de conocer nuestra sangre, que al fin y al cabo es indicador de salud.

¿Los discos de lactancia también son de tela?

Los discos de lactancia también son de tela 100% orgánica. Este producto se vende menos pero también va en auge.

¿La demanda crece a futuro?

Por supuesto que sí. Hace 15 años cuando empecé a usarlas casi no había oportunidad de comprarlas y hoy en día en el mercado hay muchísimas más posibilidades. Cada vez son más los cuerpos menstruantes que prueban y al toque se enganchan, ya no quieren volver a usar productos convencionales.

¿Y el perfil de la compradora?

El perfil de la compradora es de cuerpos menstruantes y cuerpos que lactan. Normalmente de clase media y con capacidad económica para acceder a éstos productos. En un año ya hemos amortizado con creces el gasto de los productos convencionales pero es cierto que al principio requiere hacer una inversión.

Es porque quería que los productos de tela llegar a todas las capas de la sociedad por lo que creé dos alternativas: La primera es una bolsa solidaria en la que cada cliente puede aportar lo que quiera y después usan las mujeres precarizadas. Por otra parte, acabo de crear un taller de confección de compresas para que cada una pueda gestionar sus necesidades menstruales de manera autónoma.

¿Vendes en Álava o en más provincias?

Vendo en toda la península, hago envíos a domicilio. La que quiera información o hacer algún pedido lo hace por email, por teléfono o por el instagram @uurzelai. La importancia es que son echas a mano en el medio rural, también por una mujer.

¿Precios?
Hay 5 medidas distintas de compresas, desde 10€ (las que son tipo salva slip) a 18€ (las de post parto) por unidad. Los discos de lactancia hay 4 medidas distintas, desde 7€ a 9€ por par. También hay bolsas impermeables para que podamos llevar las compresas y meter ahí las ensangrentadas si estamos fuera de casa para que no seque la sangre, cuestan 12€. Y por ultimo un neceser, para las que tengan ya un kit para toda la menstruación, cuesta 16€.


11 Comentarios

      • Si claro.
        Bebían del botijo, lavaban a mano con agua fría en invierno y cagaban en la cuadra. Aguantaban el sermón del cura todos los domingos, las infidelidades o palizas del marido y vestían media vida de luto.
        Hala pues, aplícate el cuento y deja el yoga, que tu abuela se relajaba escardando la Huerta.

        • Qué parte de no tenían recursos no entiendes?
          Y aún no voy a yoga pero si te apetece apuntarte hay muchos centros a los que puedes ir.

  1. Hola Uxue, las bolsas impermeables para llevar los restos ensangrentados de qué material son para ser impermeables? Gracias

  2. También se pueden hacer pañales reutilizables de tela (los que me ponían a mi hace 50 años), y meterlos en la bolsa impermeable con las compresas reutilizables. El problema es que cuando llegas a casa con un carro de mierda para lavar, aparte de baberos, biberones y demás, no se como sacas luego tiempo para ir a sesiones de yoga, a no ser que tengas chacha, vivas en casa de tu madre, o seas de clase pudiente y no te haga falta trabajar.
    Puede que nuestras abuelas lo hicieran mejor, si hacerlo mejor es ser una mujer esclava de su casa.

  3. Ecológicas sí, pero también existen tampones orgánicos sin plásticos. Mocho más cómodos, sin necesidad de gastar tiempo y dinero lavándolos. No le veo futuro, a no ser el uso suyo propio.

  4. Serán todo lo ecológicas que quieran, pero no lo veo nada higiénico ni nada cómodo.

    Personalmente prefiero y recomiendo la copa menstrual: es una inversión algo cara al principio, pero a la larga merece la pena.

  5. Soy mujer y pensar en esta propuesta me da auténtico ASCO.

    Que dicen que respetan el medio ambiente………. El agua abundante y los detergentes que habría que utilizar para limpiarlas no lo son, ¿no?. Ya puestos, como tienen todo el tiempo del mundo para pensar y decir txorradas, sugerirles que las laven ellas a mano y de rodillas a orillas del río.

Dejar respuesta