La Diputación Foral de Álava va a someter a consulta de la Autoridad del Transporte de Euskadi la competencia sobre la línea de autobús Vitoria-Gasteiz-Bilbao por autopista, que gestiona actualmente Vizcaya, con el fin de que emita un informe sobre esta cuestión. Un estudio preliminar del Departamento de Infraestructuras Viarias y Movilidad observa fundamentos jurídicos para reclamar y asumir la titularidad de esta línea.

Esto lo decía ayer Álava. Hoy ya ha dejado clarito Bizkaia que no renuncia al control de la concesión.

El diputado foral de Infraestructuras Viarias y Movilidad, Josu López Ubierna, ha anunciado hoy esta iniciativa durante su comparecencia en Juntas Generales de Álava para explicar el grado de cumplimiento de la moción aprobada el 16 de marzo por la Cámara Foral. Dicha moción apoya a la Diputación en su propósito de reclamar la competencia sobre la línea y plantea realizar informes técnicos y jurídicos para avanzar en ese camino.
López Ubierna ha informado precisamente de la disposición de un informe preliminar de contenido jurídico y técnico, elaborado por los letrados del Departamento de Infraestructuras Viarias y Movilidad, que constata la existencia de fundamentos legales para que Álava reclame y asuma la competencia y gestión de la línea de transporte interurbano por carretera que une la capital de Euskadi y Bilbao a través de la autopista A-68.
El informe subraya dos fundamentos principales para reclamar la titularidad de la línea: responde a una demanda de transporte específica que la diferencia claramente del resto de líneas de la concesión unificada y la mayor parte de su recorrido transcurre por el territorio histórico de Álava.
Interés ciudadano
La ley establece que las líneas circunscritas a Euskadi que transcurran por dos territorios históricos serán competencia de las instituciones forales de aquel territorio que acoja mayor parte del recorrido. Las mediciones del Servicio de Topografía de la Diputación Foral concluyen que 36 kilómetros de la línea Bilbao-Vitoria atraviesan Álava, mientras que el trayecto por Vizcaya se queda en los 29 kilómetros.
López Ubierna ha asegurado que este informe, elaborado a partir de la información disponible, sirve de base para dar nuevos pasos de cara a reclamar la titularidad de la línea, y ha dejado claro su voluntad de hacerlo en el marco de la colaboración y respeto de las respectivas competencias que debe presidir la relación entre instituciones.
El diputado foral ha anunciado así la primera decisión de someter la cuestión a consulta de la Autoridad del Transporte de Euskadi como como órgano de cooperación y coordinación entre las distintas Administraciones con competencia en la materia. La ley que regula su funcionamiento establece entre sus funciones informar de los expedientes de concesiones administrativas de explotación de servicios cuando afecten a más de un territorio.
Asimismo, ha subrayado que comunicará a la Diputación de Bizkaia esta iniciativa.
Finalmente, ha indicado que dará traslado del informe preliminar del Departamento de Infraestructuras Viarias y Movilidad, así como de la solicitud de informe a la Autoridad del Transporte, a la Asesoría Jurídica de la Diputación Foral para que tenga conocimiento e instrumentos de trabajo en el caso que sea necesario llevar la cuestión de competencia sobre la línea Vitoria-Gasteiz-Bilbao a los tribunales.
“Cualquier medida que adopte en este tema dará prioridad a las necesidades y los intereses de la ciudadanía alavesa. Es mi obligación y el mandato de las Juntas Generales”, ha concluido.

Compartir

2 Comentarios

  1. Esa pena de linea que deja dos ciudades vascas incomunicadas a partir de las 22:15 entre semana. Y a partir de las 21:45 los fines de semana condena a trabajadores y a estudiantes al uso del coche privado. Pena de movilidad sostenible y publico. Eso despues de que tengamos que pagar estaciones de bus nuevas, trenes de alta velocidad… Pero la realidad, las ciudades incomunicadas y los contribuyentes en coche particular a trabajar para pagar impuestos con los que construir estaciones y vias muertas de alta velocidad y a fastidiarse . Ademas de endeudar a missteps hij@s y niet@s.

  2. Una línea que aporta 80 buses diarios al tráfico dentro de la ciudad de Vitoria en perjuicio de Tuvisa, el tranvia, los contribuyentes Vitorianos, para mayor beneficio de La Unión y amiguetes.

Dejar respuesta