Diputación Álava: El absentismo laboral crece en fechas festivas

Miles de trabajadores se han manifestado este miércoles en las tres capitales vascas durante la jornada de huelga en el sector público vasco, que los sindicatos han considerado un «éxito», mientras que el Gobierno Vasco ha ofrecido datos que reflejan un seguimiento minoritario de la convocatoria. Destaca el paro en la Diputación alavesa con el 15%, por encima de sus hermanas. 

Según las cifras del Ejecutivo autónomo, la mayor participación se ha registrado en Educación, con un 40,6 % de la incidencia en el profesorado.

El seguimiento desciende de manera notable hasta el 12,07 % en la Administración General, el 5,72 % en Salud -2,5 % en médicos, 5,8 % en enfermería y 8,3 % en el resto de categorías-, y un 3,42 % en Seguridad (personal laboral, no ertzainas).

En las Diputaciones la repercusión del paro, según los datos de las instituciones forales, ha sido del 15,4 % en la de Álava, del 10 % en Gipuzkoa y del 6,4 % en Bizkaia.

Por el contrario, los sindicatos convocantes, ELA, LAB, CCOO, Steilas, Satse y ESK, a los que el Gobierno Vasco ha pedido que abandonen «las posiciones maximalistas», han asegurado un seguimiento muy amplio.

En respuesta a su llamada, miles de empleados públicos han salido a las calles esta mañana tras una pancarta en la que se leía «Zerbitzu publikoak indartzeko. Soldata eta emplegua hemen adostu! (Para fortalcer los servicios públicos. Acordar aquí salarios y empleo).

La manifestación de Bilbao por la Gran Vía, en la que han tomado parte dirigentes sindicales como los secretarios generales de ELA (Mitxel Lakuntza) y CCOO de Euskadi (Loli García) y el coordinador general de LAB (Igor Arroyo), ha discurrido entre gritos en demanda de la negociación en Euskadi de los salarios y condiciones del sector público vasco.

Los convocantes también han reclamado la recuperación del poder adquisitivo perdido, la reducción de las tasas de temporalidad del actual 40 % al 8 % y el fin de las privatizaciones, entre otras demandas.

La de este miércoles es la primera de las dos jornadas de huelga convocadas por los sindicatos, con la excepción de UGT, en el conjunto del sector público vasco -la próxima será el 19 de diciembre-, y a ella están llamados unos 150.000 empleados públicos.

La convocatoria afecta tanto a trabajadores del Gobierno Vasco (Administración general, Osakidetza, enseñanza pública, Justicia…) como a los de Diputaciones, Ayuntamientos y Administración del Estado en el País Vasco y a empresas públicas como Metro Bilbao, Euskotren o los autobuses forales y municipales.

Según han indicado los convocantes en una nota, «más 30.000 personas» han participado en las manifestaciones en las capitales vascas.

Los sindicatos han mostrado su satisfacción con la respuesta a la huelga y han afirmado que en la enseñanza no universitaria ha sido del 75 %, mientras que en la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) la actividad académica ha sido «muy escasa».

Han afirmado, asimismo, que en el ámbito municipal y foral, el seguimiento también ha sido «muy amplio» y «muy significativo» en ayuntamientos como los de las capitales, entre otros.

La huelga también se sigue en la radio televisión pública vasca y en el transporte público no privatizado. Según han asegurado, es «casi total» en EuskoTren y Metro Bilbao, «con los servicios mínimos trabajando en solitario».

«Muy amplio», pero «desigual», ha sido el seguimiento en la Administración General y en la Administración de Justicia y «más modesto» entre los trabajadores del Estado, según las centrales.

En Osakidetza, los sindicatos han denunciado que los servicios mínimos establecidos han impedido a miles de trabajadores secundar el paro.

En la manifestación de Bilbao, los representantes sindicales han denunciado «la precariedad laboral» en el sector. «De cada dos trabajadores, uno es temporal», ha afirmado Igor Eizagirre, de ELA.

El representante sindical ha demandado que «la agenda vasca se plantee en la investidura de Pedro Sánchez y en los presupuestos» para que se decidan en Euskadi «los servicios públicos, el salario de los trabajadores públicos y el empleo de los trabajadores públicos».

En la misma línea, el coordinador general de LAB, Igor Arroyo, ha lamentado que «cuando se trata de apostar por los servicios públicos parece que el autogobierno no les interesa tanto -a las instituciones vascas-«.

«Exigimos medidas enfocadas a tener unos servicios públicos de calidad», ha añadido el representante de CCOO Iñigo Garduño.

Las reivindicaciones de los sindicatos han podido escucharse también en las manifestaciones de San Sebastián y Vitoria.

En la capital alavesa, unas dos mil personas han participado en una manifestación que ha partido del Parlamento para terminar en la Virgen Blanca.

Los sindicatos han resaltado que en sanidad, la huelga ha tenido un seguimiento en la Atención Primaria más importante que en los hospitales, lo que demuestra su situación de precariedad.

El Ayuntamiento de Vitoria ha informado de que en los autobuses urbanos de la ciudad (Tuvisa), el seguimiento del paro ha sido del 16 %. Tuvisa ha prestado el 79 % de su servicio habitual.

En San Sebastián, cientos de personas se han manifestado desde el Boulevard, donde la representante de ELA Miren Zubizarreta ha declarado que las instituciones y los partidos «no pueden mirar hacia otro lado y tienen que dar una respuesta seria» a las reivindicaciones y ha instado a «aprovechar» las negociaciones sobre la investidura» para que los salarios y las condiciones laborales del sector «se decidan» en Euskadi.

Por su parte, la portavoz de LAB Maider Portoles ha advertido de que si no se da respuesta a las exigencias volverán a la calle el próximo 19 de diciembre.



3 Comentarios

  1. El sueño del Español, ser funcionario y trabajar lo mínimo.
    Nunca te van a despachar y la empresa sea como sea va mantenerse.
    Espero que esto algún día cambié.

  2. Como dice el Sr Erkoreka……….todo el mundo quiere ser funcionario hasta que lo es y entonces sólo se quejan.
    Pues ya ha adivinado porqué todo el mundo quiere ser funcionario y porqué todos los jovenes aspiran a aprobar oposiciones.
    Ya nadie ve a gente local en los gremios de construcción y servicios ¿por qué?……pues todo el mundo aspira a un puesto en el que no lo puedan despedir lo haga bien o muy mal. Pero incluso las entidides bancarias apuestan por préstamos inmediatos si eres funcionario, la pregunta es ¿Quien va a mantener todo esto si todo el mundo quiere ser funcionario?

  3. Sobran la mitad de funcionarios . Han metido muchos más y las condiciones son peores , algo no cuadra .
    Con la mitad buenos y ganas de trabajar SIN CITAS PARA TODO, iría mejor .

Dejar respuesta